Un presidente de la República siempre está libre para quitarse de encima lo que le perjudique su política

0
216

UN recordatorio al presidente Medina Sánchez, cuando el presidente Joaquín Balaguer se encontraba ante situaciones en las que parte de su gobierno eran vistas como delincuenciales, de inmediato el estadista tomaba acciones, partía a quien hubiese que hacer y de paso, disolvía instituciones y de esa manera el Poder Ejecutivo se preservaba y se mantenía incólume.