UNO de los fundamentos de la política y mucho más la del poder

0
189

UNO de los fundamentos de la política y mucho más la del poder, es la de saber utilizar el lenguaje dentro de la rigurosidad y pertinencia propia de quien quiere comunicar algo y bien. Y desde luego, con el solo propósito de que las palabras que se emitan no generen malos entendidos y mucho menos, respuestas dando explicaciones, cuando lo que se supone que se dijo no conllevaba un lenguaje críptico de malas intenciones. Pasó el día de Año Nuevo con el sermón del pastor cristiano evangélico, Ezequiel Molina y por lo visto, continua irrefrenable con lo otro expresado recién en Nueva York por otro pastor, Gregorio Malena y quien, a diferencia de Molina, que hasta ahora solo se le tiene como “amigo personal” del presidente Danilo Medina Sánchez, Malena sí dice ser peledeísta y nada menos que proveniente de los círculos de estudios.

De continuar estos funcionarios religiosos emitiendo criterios, tan que se prestan a interpretaciones subjetivas de toda especie, seguro de que no contribuyen para nada a que no se les pudiera entender como pastores políticos y que es lo que ha ocurrido. Ahora bien. Después del agua derramada, es imposible recogerla. Por lo pronto, parecería que el consejo nacional de los evangélicos ya llamó “a capitulo” a Molina, aunque en Nueva York no se sabe que ocurrirá con Malena, donde, al fin y al cabo, casi todos sus opinantes son estadounidenses de origen dominicano. Es decir, no son ciudadanos de pleno derecho de este país. Pero de que como “religiosos” se han comportado como “políticos contestatarios” nadie tiene la menor duda. Mientras tanto, es evidente que el aparato de propaganda del Gobierno, la DICOM fue agarrada fuera de base y su director sin saber aún cómo responder. ¡Cuánta incompetencia!