viernes, julio 1, 2022
InicioDe aquí y de allá80 años después

80 años después

Un día como hoy de 1942, las mujeres dominicanas votaron por primera vez, casi cien años después del nacimiento de la República. El derecho al voto femenino lo conquistó por primera vez Nueva Zelanda, en 1893, lo que quiere decir que al país llegó, casi 50 años más tarde de ese hecho que transformó la participación política de hombres y mujeres. La conquista del derecho a elegir y ser elegida de la mujer estuvo marcada por grandes movimientos, especialmente en Europa y luego en América.

En el país hubo un movimiento en 1934 conocido como “voto de ensayo” de la mujer en el que 96 mil 424 dominicanas sufragaron en apoyo a su reclamo del derecho al sufragio. La Asamblea Nacional Revisora lo aprobó el 10 de enero de 1942 y 5 meses después las damas acudieron a las urnas.

El nombre más emblemático del movimiento de Las Sufragistas es el de Abigaíl Mejía, que encabezó la lucha. No ha faltado quien argumente que la decisión, en pleno apogeo de la dictadura de Rafael Leonidas Trujillo, fue una medida populista del dictador. Lo cierto es que, en más de 8 décadas de lucha, el avance de las dominicanas en materia política es innegable.

Con más o menos representación en un período que en otro, la presencia de la mujer en el Congreso y los municipios del país se ha establecido, y también ha logrado avanzar su presencia en otros óranos del Estado, aunque falta mucho camino por recorrer.

Los retos

La JCE, encabezada por Román Jáquez, ha lanzado una cruzada por la paridad en la ley de Partidos y el Régimen Electoral. Siendo justos, Jáquez ha defendido la participación femenina desde que encabezó el Tribunal Superior Electoral, al promover una sentencia desmontó la intención de los partidos de reducir las candidaturas de las féminas a cargos congresuales y municipales en los comicios del 2020.

En un ejercicio de justicia con la dirigencia de los partidos políticos, quien conoce las interioridades de las organizaciones, sabe que no es cierto que intencional, ni por acuerdos entre hombres se desplaza a las mujeres de espacios, ni dentro ni fuera de los partidos. Hay gente que no está lista para este debate. Pero lo abordaremos aquí. Por: Yanessi Espinal [El Caribe]

RELATED ARTICLES
- Publicidad -
Por el Ojo de la Cerradura

Mas Populares

Recent Comments