Abiertamente la corruptora partidocracia se encuentra a la defensiva y dispuesta a todo con tal de preservar sus injusticias y privilegios y ahora con la opción de los Likely Voters o probables votantes. Gallup dominicana se desacredita

0
166

Un rápido vistazo a los 61 años que en este país supuestamente se iniciaron “elecciones Libres”, lo único que realmente resalta, es que cuando la Era de Trujillo, sus procesos electivos eran más ciertos y creíbles que las pantomimas de elecciones “democráticas” que los partidos nos han dado desde el 1962 al 2020.

Nos explicamos. Cuando se votaba en la dictadura y que nos tocó cuando una nueva generación de ciudadanos nacidos para los años cuarenta del siglo pasado nos correspondió ir a las urnas, todos sabíamos que nos dirigíamos a la continuidad del régimen, sin embargo, cuando un sobrino del dictador, Darío Trujillo, se presentó como candidato a la alcaldía de la capital nacional, hubo el primer momento por el que las nuevas generaciones quisieron hace sentir su presencia y en critica muda contra el régimen.

Recordamos, que el proceso eleccionario fue abierto y marcadamente innovador y Darío y como factor de cambio, jugó un papel tan importante en la toma de conciencia de la juventud al momento de ir a las urnas, que cuando en diciembre de 1962 se dieron “las primeras elecciones democráticas después de Trujillo”, el espíritu juvenil de cambios que se había despertado en el 1957 fue preponderante como carta de identidad de las nuevas generaciones.

Sin embargo, si vemos aquel lapso 1957-1962 con ojos críticos, fue evidente que el dominicano nacido en la Era de Trujillo tenía una mentalidad más abierta que la de sus padres y ancestros nacidos antes del 1930 y que es una mentalidad que en este país y desde el 2000 a la fecha y aunque resulte increíble, ha sido relegada al olvido y por el tremendo espíritu de corrupción a gran escala que ha tenido la clase política, la que en los últimos 23 años, no solo le ha robado a los electores su libertad de escogencia, sino que nuestras elecciones “en democracia” y para decirlo suavemente, han sido una lastimosa comedia salpicada de muertos e infortunios y trampas.

Todo el andamiaje partidario comenzó con los mismos trujillistas de primera generación que conspiraron contra Trujillo y le mataron el 30 de mayo de 1961 y quienes como representativos de una supuesta clase social, dieron paso a partidos políticos familiares como la Unión Cívica Nacional y el mismo 14 de junio y los otros que como etiquetas políticas surgieron en el lapso 1961-1966 y con el fundamento los primeros, de ser expresiones directas de la oligarquía de aquellos tiempos y a la cabeza la llamada “familia Vicini”.

Para aquel tiempo de cinco años, aquí ocurrió de todo en materia de imposición de votos en base  al asesinato y el terror y lo que se vio agravado con la entrada a partir del 5 de julio de 1962 de los exiliados antitrujillistas, la mayoría pequeños burgueses desesperados por “heredar” a Trujillo y ser alguien en el nuevo país “democrático” que surgía y en base al robo colectivo más increíble de los bienes públicos y por parte de la oligarquía y los exiliados, quienes protagonizaron el primer perfil de lucha de clases.

Conflicto social, que el exiliado antitrujillista; Juan Bosch, describió de enfrentamientos entre “los tutumpotes y los hijos de Machepa” e iniciando a lo inmediato una variable de lucha social encarnizada entre pueblo y ricos y matizada con aquel discurso demagógico de corte mercadológico que dividió al país socialmente y de manera enormemente lacerante.

Como producto de ese discurso, Bosch gana las elecciones del 1962 pero es derrocado en septiembre de 1963 y a partir de ahí, el nuevo país político que surgía asentó las bases para el partidarismo vulgar e insensato y corruptor que para los años dos mil surgió como partidocracia, es decir, el gobierno de partidos que se turnaban en el poder pero sin dejar que realmente la población ejerciera su libertad de escogencia y lo que ocurrió, desde el momento que la alta burguesía creó el nicho de la concentración de medios de comunicación en pocas manos, que ha sido desde entonces el brazo ejecutor de la democracia falsa que se tiene.

En el 1962 se inició lo del contar votos manualmente, perfeccionándose cada vez como mecanismo de asaltar el poder desde “partidos políticos reconocidos” y lo que fue “mejorado” en todos los años del PLD en el poder desde el 2004 al 2020 y sin importar que se modificara el conteo dizque electrónicamente, pero lográndose la perfección casi absoluta del fraude electoral.

Ahora e increíblemente, la partidocracia quiere restablecer el conteo manual y porque dice desconfiar de la votación electrónica. De ahí que se haya empezado esa terrible campaña desinformativa mediática satanizando el voto electrónico y con el solo propósito de que “los partidos del sistema” mantengan la dictadura de hecho que tienen sobre la vida política de los ciudadanos, quienes, habiendo accedido al discurso corruptor de enriquecimiento ilícito en base a los bienes y dineros públicos, ha logrado que por lo menos la mitad de los electores sean proclives a ser sonsacados y corrompidos.

Es de ese modo, que la ciudadanía ha entrado a la fuerza y en total mudez, al discurso mentiroso de los partidos políticos, negándole calidad y pureza al voto electrónico y en lo que los principales partidos del sistema, todos, están con el mismo objetivo de no dejar que los votantes ejerzan por sí mismos su libertad de escogencia.

Así las cosas y viendo la partidocracia que ya las encuestas no le ayudan en nada para convencer a la gente y que poco que mucho, los ciudadanos y principalmente los jóvenes nacidos desde el 1961 a la fecha, hablamos de 8.5 millones de personas que no creen en los partidos y tampoco en sus lideres o dirigentes, creó la nueva estafa de extranjeros de origen dominicano y principalmente estadounidenses y para que voten como dominicanos que no han cambiado su nacionalidad y que de tan amplio el fenómeno, recién la Junta Central Electoral acaba de renovarle el partido a un  millonario estadounidense de origen dominicano, Ismael Reyes, quien no solo se gasta dos millones de pesos mensualmente en su bandería sino que al mismo tiempo ha creado una plataforma televisiva y mediática de largo alcance y con el solo propósito de lograr que los llamados “dominicanyorks” afecten la libre escogencia de la ciudadanía en capacidad electoral.

No obstante y dándose cuenta la partidocracia que nada de lo anterior les está sirviendo con miras de generar el mayor fraude electoral a gran escala para mayo de 2024, viene lo nuevo y a lo que se prestó un grupo económico cibaeño (RCCMedia) como gestor ahora de la franquicia local de la empresa de encuestas Gallup y que antes estuvo en manos del grupo Corripio, de establecer en sus mediciones, el nicho de los llamados “Likely Voters” o “probables votantes”, con lo que las mediciones tendrán una herramienta nueva para acomodar resultados de sus muestreos, maquillar porcentajes y para manipular incautos y obligándoles a creer en propuestas de candidaturas que no son ciertas.

Con este nuevo “paradigma” los potenciales votantes serán inducidos y ahora mucho más que antes, a entender que su libertad de escogencia quedará en buenas manos, si los electores ceden su prerrogativa de elección y que, de suceder, para las elecciones del 2024 y desde ahora anunciamos, que lo que generen será un fraude colosal financiado y dirigido por los dueños de la concentración de medios en pocas manos.

Pedir que la Junta Central Electoral debe tomar las medidas preventivas de lugar y rechazar determinantemente el establecimiento del conteo manual y al mismo tiempo limpiar el padrón electoral y en particular el de EEUU y para que solo los inmigrantes dominicanos que no hayan cambiado de nacionalidad, sean los únicos con derecho a votar, así como también prohibir desde ahora la nueva modalidad embaucadora sobre resultados de encuestas, consignando “probables votantes” o Likely Voters, son las razones que abiertamente nos hacen decir, que abiertamente la corruptora partidocracia se encuentra a la defensiva y dispuesta a todo con tal de preservar sus injusticias y privilegios.

Concluyamos: Abiertamente la corruptora partidocracia se encuentra a la defensiva y dispuesta a todo con tal de preservar sus injusticias y privilegios y ahora con la opción de los Likely Voters o probables votantes. Gallup dominicana se desacredita. Ojo pues. (DAG) 21.04.2023