BM aprueba préstamo de US$100 millones para protección social

0
108
BM aprueba préstamo de US$100 millones para protección social

El Banco Mundial aprobó ayer un préstamo de US$100 millones para apoyar a la República Dominicana en mejorar la eficiencia en la prestación de servicios de protección social integrales y promover la inclusión económica con un enfoque en los jóvenes y hogares encabezados por mujeres y para incrementar la resiliencia frente a una crisis o emergencia.

La República Dominicana ha sido una de las economías de más rápido crecimiento en la región durante la última década, pero aún existen importantes retos que enfrentan especialmente los jóvenes y las mujeres vulnerables, los cuales continúan experimentando inversiones en capital humano desiguales como aquellas en educación y en capacitación, y una menor integración al mercado laboral, ya que un 80% de la población entre 25 y 45 años se encuentra empleada de manera informal.

Puede leer: Senado aprueba préstamo por 12 millones de dólares

Más del 40% de los dominicanos viven en condiciones vulnerables y están en riesgo de caer en la pobreza debido a los impactos relacionados con el clima y las crisis económicas.

El Proyecto Integrado de Protección Social, Inclusión y Resiliencia (INSPIRE por sus siglas en inglés) será implementado por el programa de protección social del país Supérate, y se enfocará en tres áreas: costos asociados con las transferencias monetarias condicionadas bajo el programa Aliméntate para promover el capital humano, y transferencias en efectivo de emergencia (Bono de Emergencia) para incrementar la resiliencia y mejorar la seguridad alimentaria y la nutrición, los cuales son impactados por eventos extremos de cambio climático.

La segunda área es la inclusión económica a través de la capacitación, el aprendizaje y el emprendimiento para la juventud desfavorecida, promoviendo la participación de jóvenes y mujeres de bajos ingresos que están desempleados o trabajan informalmente.

La tercera es la asistencia técnica para mejorar la eficiencia en la prestación de servicios integrales de protección social, mediante el fortalecimiento del registro social, la focalización y el pago.

Fuente: Hoy