Comercios chinos en la mira

0
137

Autoridades de las direcciones generales de Aduanas y de Impuestos Internos han cerrado 11 comercios chinos esta semana, situados en el Distrito Nacional y en Santiago, por incurrir en supuestos fraudes fiscales, entre ellos “realizar transacciones bancarias ocultas para la administración tributaria por un monto de más de RD$4,000 millones”.

Aplaudimos esa acción de las autoridades, porque representa una defensa a comercios de dominicanos, que vienen denunciado desde hace mucho tiempo prácticas desleales de negocios chinos, con las cuales es muy difícil competir, como habíamos publicado el 23 de junio del 2023 en este mismo espacio. https://www.elcaribe.com.do/opiniones/comercio-desleal-de-chinos/

Esas supuestas pericias ilícitas de algunos comerciantes chinos pueden afectar y lesionar los ingresos del Estado dominicano por concepto de impuestos.

Las autoridades deben profundizar y ampliar las investigaciones a los comercios de nacionales chinos, porque puede ser que esas artimañas no se limiten a nueve negocios del Distrito Nacional y dos de Santiago.

Hay otras presuntas aristas oscuras de los negocios chinos, como limitaciones o rejuegos entre el cobro a clientes con tarjetas de crédito o en efectivo y despidos sin justificación de empleados antes de cumplir los tres meses, con la finalidad de ahorrarse el gasto en pagos de prestaciones laborales.

Ofrecer mejores precios a clientes u obtener mayores beneficios sustentados en acciones irregulares, es práctica comercial desleal, que las autoridades están obligadas a investigar, perseguir y condenar, como lo están haciendo ahora.

Las supuestas acciones ilegales de comerciantes chinos resultan más preocupantes por la existencia en República Dominicana de más de 638 negocios de nacionales de ese país asiático, que están desplazando a los de dominicanos, según ha denunciado en varias ocasiones la Federación Dominicana de Comerciantes.

Por ejemplo, solo en el municipio Santo Domingo Este, de la provincia Santo Domingo, hay más de 15 tiendas de artículos importados desde China, la mayoría de ellas instaladas en los últimos tres años.

Respetemos las crecientes inversiones de nacionales chinos en los últimos años en nuestro país, lo cual demuestra la solidez de la economía dominicana, pero impongamos reglas claras para todos. Por: Daniel García Santana [El Caribe]