De golpe, la partidocracia se estremece y también la campaña electoral con sentencia de juez estadounidense que condenó a 16 años de cárcel al narco diputado, Miguel Gutiérrez Díaz, del PRM

0
492

El pasado martes un tribunal estadounidense condenó al exdiputado Miguel Gutiérrez Díaz a una condena de 16 años de cárcel y al comprobársele que perteneció a una organización criminal que durante más de cuatro años estuvo enviando cargamentos de cocaína a EEUU. Se habla de 20 toneladas.

Inexplicablemente, la prensa dominicana y la mayoría de los medios en internet y en las redes sociales que se difunden desde el territorio nacional, no han presentado reseñas del caso y solo lo hicieron a partir de las seis de la tarde de ayer jueves 04 de abril de 2024 y al tiempo que un silencio de tumba a caído sobre el Congreso Nacional y el PRM, donde hasta ahora nadie ha querido pronunciarse sobre este particular.

Por lo poco que ha trascendido, el impacto de la decisión judicial en la política electoral dominicana es de una trascendencia como pocas veces se había visto y dado que la implicación de la condena a este delincuente, sus efectos, van directos a políticos y partidos y específicamente al PRM y sus capitostes.

Pero también llama la atención que en los partidos opositores de la Alianza RescateRD se ha generado un silencio sorprendente y que, para muchos observadores, implica, que la mayoría de los partidos dominicanos parecería que estuvieran implicados en asuntos del narcotráfico e independientemente a que el mayor afectado es el partido oficial y al ser el condenado, miembro de este y habiendo sido uno de sus diputados.

Hasta ahora y son las 02.20 de la tarde, no se ha podido tener algún comentario de las autoridades nacionales y tampoco ningún tipo de reacción de la prensa criolla en el territorio nacional, aunque se recuerda que el presidente Luis Abinader y al momento del condenado ser detenido, expresó que cada uno pague sobre sus hechos, descartando de ese modo cualquier tipo de relación criminal con el ahora condenado narcotraficante. (DAG-OJO)