El algoritmo

0
1387

Un algoritmo es un proceso o conjunto de reglas a seguir en los cálculos u otras operaciones de resolución de problemas. Los algoritmos son la base de la revolución digital, pues permitieron crear códigos cuya complejidad y nivel de desarrollo han disparado la creación de los motores de búsqueda, las redes sociales, los móviles, la inteligencia artificial, entre muchos otros productos.

Pero eso algoritmos, que partieron del deseo de muchos jóvenes idealistas de cambiar el mundo, se han convertido en una herramienta para el lucro indiscriminado o la guerra política, lo cual debe llamar a todos a la reflexión.

Leía en estos días un artículo en The Conversation muy interesante, el cual explicaba cómo son utilizados esos algoritmos para manipular nuestro cerebro, de modo que los índices de atención se incrementen y, de paso, ese tiempo en pantalla sea vendido por las empresas que administran los perfiles sociales, como Facebook o Twitter.

La táctica es simple. Mediante un mecanismo de perfilación del usuario, el algoritmo comienza a servir información a tono con nuestros gustos, ideología, intereses o estilos de vida. Ahí nuestro cerebro genera empatía con el producto. Entonces viene lo perverso, cuando el algoritmo detecta una baja en la actividad, introduce contenido con características opuestas, sobre todo, a nivel social o político, de modo que genere reacciones de ira o indignación, lo cual acaba en conflicto y, por ende, en mayor tiempo en pantalla defendiendo nuestros puntos de vista.

Así, las redes sociales y las búsquedas orgánicas son plagadas de información que alimenta nuestros extremos ideológicos y, cuando venimos a darnos cuenta, nos hemos radicalizado, mientras ellos se hacen ricos sirviéndonos publicidad dizque dirigida o programática.

Ese tema también lo aborda bien el documental "The Social Dilema", de Netflix. El problema está en que hemos dejado volar esos algoritmos sin control y ahora ponerles coto es casi imposible, por eso vemos cómo el mundo se ha radicalizado y todo se ha tornado tan tirante. Ojalá encontremos una solución, porque creo que lo peor está por venir. Por: Benjamín Morales Meléndez [Diario Libre]