viernes, junio 2, 2023
InicioPaís PolíticoEnsayo de Bosch reveló que la batalla del 30 de marzo nunca...

Ensayo de Bosch reveló que la batalla del 30 de marzo nunca sucedió

Solo hay que buscar la colección de libros y escritos del profesor Juan Bosch, expresidente de la República y para encontrarnos, con que la llamada “batalla del 30 de marzo de 1844” nunca sucedió y para lo cual, Bosch ofreció datos concluyentes. Quienes quieran investigar, solo deben ir a los archivos de los periódicos El Caribe y el Listín Diario para encontrarlos.

La batalla susodicha se hizo en el papel y por seudos historiadores que tenían interés de que determinadas familias de la ciudad de Santiago vieran sus apellidos destacarse de manos de supuestos militares en armas.

El mismo fenómeno ocurrió cuando la Restauración, que la historiografía dominicana no relata la gran batalla ocurrida en los terrenos pantanosos de lo que hoy es Punta Cana, en donde guerrilleros dominicanos mataron a 18 mil soldados españoles y lo que consigna el propio ministerio de Defensa español en el libro del general e historiador español, Luis Alejandro Sintes: “Dominicana. La anexión frustrada (1861-1865)” edición 2021.

Libro, que ni siquiera por el aval documental que tiene y el prestigio del general Sintes, ningún historiador dominicano o entidad cultural e histórica criolla, nunca han invitado para que realice su presentación y lo que ocurre, porque en las batallas de la Restauración, no fueron los conocidos héroes y heroínas que nuestra historia relata falsamente, sino dominicanos del montón quienes con machetes y armas de fuego en mano y prácticamente descalzos, derrumbaron los sueños de España, de hacer resurgir su imperio.

¿Por qué sucede esto?, porque si los historiadores criollos admiten tal batalla y semejante cantidad de soldados españoles fallecidos, los llamados “héroes de la Restauración” quedarían en una situación inferior y aparte de lo otro, que como quienes del lado dominicano combatieron bravíamente, eran ciudadanos de a pie, sin apellidos conocidos, los historiadores criollos prefieren ignorarlos.

Sin embargo, la batalla ocurrió y el ministerio de Defensa español nunca a dejado de reconocer la formidable derrota infringida. Al general e historiador Sintes, por lo menos, la Academia de la Historia debería de invitarle y se haría justicia a favor de quienes pelearon y ofrendaron sus vidas a favor de la recuperación de nuestra independencia. (DAG-OJO)

RELATED ARTICLES
- Publicidad -
Por el Ojo de la Cerradura

Mas Populares

Recent Comments