sábado, octubre 16, 2021
InicioFirmasGobernar entre diálogos y pactos

Gobernar entre diálogos y pactos

Visualizamos dificultades de gobernar entre los diálogos y pactos orquestados. El del Consejo Económico y Social (CES)se ha convertido en pandemónium institucional. Un bilateral se celebra con EEUU.

El presidente asume personalmente pactar con partidos la más trascendente y sensitiva de las reformas, fiscal, en medio de crispaciones y vencimiento de beneplácitos político-partidistas.

El CES, organismo-constitucional facultado para concertar, minimiza sus competencias en las reformas básicas que le encomienda la ley a través de pactos; al tiempo que le añaden atribuciones para lo que no tiene competencia (reforma constitucional).

El CES tiene competencia (Artículo.251 Constitución) para procurar “la participación organizada de empleadores, trabajadores y otras organizaciones de la sociedad…en materia económica, social y laboral.,”

No la tiene para temas políticos, como reforma constitucional.

Minimizó sus atribuciones constitucionales y legales relacionadas con los grandes pactos fundamentales: educativos, eléctrico y fiscal (arts. 33,34,35y36 ley 1-12).

El Artículo.33 le ordena “convertirse en… espacio para… discusión y concreción de pactos entre las distintas fuerzas económicas y sociales” en las áreas citados.

Ha trascendido que, a pesar del fracaso del pacto educativo y del natimuerto pacto eléctrico, su revisión ha sido referida a “veedurías” en lugar de aplicar las previsiones contempladas en la Ley 1-12 (arts.40 y siguientes).

De las 25 reformas mandadas en Ley 1-12, Abinader sometió 12 al CES. Se discutirán en “mesas temáticas” compuestas por 37 integrantes c/u sometidas a sofisticados cronogramas y procedimientos. 444 personas discutirán reformas en mesas, someterían resultados a plenarias, posteriormente al gobierno y finalmente a 222 legisladores.

Algunas de estas reformas se besan con las agendadas en el dialogo bilateral con EEUU.

El Pacto Fiscal, asumido nuevamente por el Presidente en su tercer intento, sin resultados previos a pesar de condiciones político-partidistas menos crispadas que las presentes.

Esa crispación opositora se refleja en la secuencia Reforma Fiscal-Presupuesto; vanamente, puesto que existe el saludable recurso de regirse por el Presupuesto vigente.

Urge encontrar forma de gobernar entre diálogos y pactos concebidos para implantar reformas con resultados efectivos dentro del presente período constitucional. Por: Guillermo Caram [Hoy]

RELATED ARTICLES
- Publicidad -
Por el Ojo de la Cerradura

Mas Populares

Recent Comments