Imponen un año de prisión preventiva a John Kelly Martínez por muerte de Esmeralda Richiez, supuestamente “a causa de miembro sexual desproporcionado”. Terrorismo mediático se impuso

0
437

La Oficina Judicial de Servicios de Atención Permanente de La Altagracia impuso este lunes 12 meses de prisión preventiva como medida de coerción a John Kelly Martínez, implicado en la muerte de una adolescente Esmeralda Richiez, de 16 años, en la comunidad Vista Alegre, del distrito municipal La Otra Banda, en el municipio Higüey.

La medida será cumplida en el Centro de Corrección y Rehabilitación de Higüey.

En ese sentido, atribuyó a dicho imputado la violación de los artículos 265, 266, 295, 303 y 331 del Código Penal Dominicano, los dos últimos modificados por la Ley 24-97, sobre Violencia de Género e Intrafamiliar.

La instancia con la solicitud de medida de coerción detalla que dicho imputado, de forma voluntaria, supuestamente le provocó a la víctima “laceraciones, abrasiones y contusiones que le produjeron el deceso debido al desgarro vaginal, con hemorragia aguda severa externa e interna y shock hemorrágico como mecanismo terminal de muerte”, según consta en la autopsia practicada por el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif).

Sobre el caso, la investigación indica que en horas de la noche del pasado 12 de febrero la adolescente salió de su hogar donde residía con sus padres en Vista Alegre, en compañía del maestro, así como de Morrillo Martínez y otras tres alumnas menores de edad.

Refiere que, al retornar a su hogar, alrededor de las 12:00 de la noche, la joven llegó pálida y sangrando, por lo que sus padres la ayudaron y quedó en su habitación. Al día siguiente los padres de la adolescente la encontraron muerta en el baño de su residencia. [OJO]