miércoles, diciembre 8, 2021
InicioFirmasLos subsidios son suicidios

Los subsidios son suicidios

“La política de subsidios va general o inevitablemente acompañada de una implícita política restrictiva de la producción, es decir, una política de escasez.” Lapidaria cita del brillante filósofo y profesor de economía Henry Hazlitt. Recientemente –y tras el oportuno discurso del presidente Luis Abinader desmintiendo cualquier intento de una reforma fiscal en estos momentos- el gabinete eléctrico anunció el desmonte del insostenible subsidio que por años estaba establecido. Es oportuno indicar que si bien es cierto el presidente desestimó la posibilidad de una reforma tributaria no es menos cierto que se deben aumentar los ingresos y los subsidios son los primeros que deben ser revisados pues son suicidios económicos.

El PLD quiere jugar a la politiquería con un tema tan delicado para la población, utilizando este anuncio para desviar la atención de la paupérrima y lamentable situación económica en la que dejaron las arcas del Estado, sin siquiera abundar en el abismal endeudamiento en el que maniataron a todo un país.

En ese contexto, resulta imperioso que la actual administración identifique las fuentes de recaudación que menos afectación puedan tener sobre la población general y definirlas –tal como ha hecho- de manera escalonada y gradual para que prácticamente sea imperceptible. Lo importante es que el desmonte del subsidio eléctrico va a servir para mejorar calidad del servicio invirtiendo en las redes de transmisión, además de que podrá concientizar al usuario sobre el uso racional de la energía eléctrica, que, lamentablemente la clase media ha sido siempre la más sacrificada debiendo cubrir el consumo de quienes se roban la energía y de quienes no les importa derrocharla porque son subsidiados.

Es necesario resaltar que esta medida es un contundente mensaje a legisladores, funcionarios y diplomáticos que gozan de exorbitantes privilegios fiscales para que vayan entendiendo de que sus molestosas exoneraciones, exenciones e incentivos tienen los días contados. Una economía no puede levantarse en base a subsidios y menos en un sector tan sensible como lo es la energía eléctrica; lamentablemente, mientras se continúe subsidiando el costo de la electricidad –que lo cubre la clase media con sus impuestos- es difícil que mejore o se logre aumentar eficiencia del servicio, pues, ni se enseña a la población a ahorrar energía o a consumir de manera inteligente, pero, tampoco se obliga a las generadoras a mejorar el servicio pues el gobierno les continua cubriendo sus pérdidas. Por: Pedro Manuel Casals hijo [Listín Diario]

 

COMENTARIO AL MARGEN: Depende, pues los subsidios dirigidos a incentivar inversiones y por ende, a la producción en sentido general, nunca deben ser suprimidos y sí regularizados para que a determinado tiempo y cumplida su misión, sean potencialidades de dinero que vuelven al tesoro nacional. Pero aquellos subsidios que son dados a las empresas mediáticas esos son altamente improductivos y en razón, de que son dineros que las empresas dueñas de esos medios utilizan como capital fresco y lo que es un crimen. (DAG)

 

RELATED ARTICLES

La independencia

Sociedad excluyente y élite

- Publicidad -
Por el Ojo de la Cerradura

Mas Populares

Recent Comments