viernes, diciembre 9, 2022
InicioDe aquí y de alláNo obstante hacer creer lo contrario, son EEUU, Reino Unido y la...

No obstante hacer creer lo contrario, son EEUU, Reino Unido y la UE hablando por “Occidente”, quienes realmente están perdiendo la guerra propagandística de credibilidad dentro de la presente situación bélica originada por la guerra Rusia-Ucrania

Sólo hay que ver el gran alud de informaciones distorsionadas, propaganda tendenciosa y noticias falsas que el sistema de control mediático a gran escala que poseen las naciones de Occidente y la mayoría manejadas por un alto grupo de incompetentes e ineficientes burócratas disfrazados de seudo estadistas y quienes en su afán de pretender imponerse en base a la sinrazón y la fuerza, tratan de hacer lo imposible para que el resto de pueblos y naciones del planeta crean todo cuanto “Occidente” dice en contra de Rusia.

Para empezar, ninguna de las naciones que conforman ese bloque de naciones occidentales, ninguna tiene el historial de un Estado ruso de 1,900 años de existencia y lo que, de suyo, le da a Rusia una ventaja comparativa envidiable y que a su vez, es la razón de que para ese pueblo eslavo, “la santa y madre Rusia” es una realidad viva y no mística.

Por eso y si lo anterior se tiene en cuenta, es muy difícil entender toda esa alienante propaganda occidental de pretender achacarle a Rusia todos los males habidos y por haber y lo que EEUU, Reino Unido y la UE pretenden hacer creer en base al bárbaro mecanismo de propaganda global en que han sido convertidos por Washington los mas media de toda esa parte del mundo.

Ahora viene el expediente nuevo de las supuestas violaciones de derechos humanos por parte de Rusia y en contra de Ucrania y lo que es una tomadura de pelos increíble, toda vez que, en un ámbito de guerra, nada es legal o ilegal o violatorio de absolutamente nada y menos dentro de un escenario de confrontación global por el que absolutamente nadie puede sustraerse a entender su por qué y razón de tanta iracundia.

El fracaso de “occidente” es tal,  que esas naciones y sus gobiernos no han podido ocultar la existencia de otra parte del mundo, la “Oriental” y para ponerlo todo en contexto, en la que más de tres mil millones de personas y desde la Federación de Rusia y pasando por todos los países BRICS y ni hablar de pueblos y naciones en África y Asia, tienen otro concepto de vida y visión de hacer política de corte humanista respetando el derecho de cada pueblo y gobierno en su derecho a la libre autodeterminación y creerse y participar en un mundo multipolar y no en uno unipolar supuestamente guiado por algún tipo de deidad y parecida a aquella de cuando Dios expulsó a los ángeles y les dio este sistema solar y el planeta Tierra como su centro de operaciones y de vida.

En la presente situación tan crispante en la que se está, creemos que Occidente haría bien en darle seriedad a la decisión rusa, en cuanto a que si la situación se fuera a salir de manos, se apelaría a las armas nucleares y que si son utilizadas tal como EEUU hiciera en el 1945 contra Japón, de una manera regional o focalizada, no tendría por qué afectar a todo el planeta.

Y lo que debe decirse, porque realmente, en Washington es lo que parecería que se quisiera, ir a la opción nuclear y dado que sus estrategas y políticos están viendo la probabilidad, de que si Rusia se va por todas, el peligro de extinción masiva no solo sería para ella sino también para el mismo EEUU y su “occidente”.

Mientras tanto y por lo que se ve, sería correcto que pueblos y naciones y desde ya mismo, empezaran a entender que el futuro y tal como toda la humanidad quisiera, no será posible, si desde Washington, Londres y Bruselas sus dirigentes se empecinan en marcar un espacio y un tiempo por el que nadie pudiera presumir que efectuar planes a futuro fuera posible.

Teniéndose lo anterior en cuenta, es poco lo que el resto de las naciones y pueblos pudieran hacer para revertir la situación de agresión y agresividad absoluta que presenta un EEUU potencia unipolar en baja y ante el desafío que entiende que otras naciones y otros gobiernos y poderes que escapan a su influencia, abogan por un mundo multipolar en el que no exista una sola voluntad preponderante y sí un consenso de opinión entre poderes diferentes pero no tanto contrapuestos que hagan posible que el mundo pudiera vivir en paz relativa e interconectado económicamente y socialmente.

De ahí, que al ver que “Occidente” está perdiendo la batalla por su verdad, de hecho, está arrastrando al planeta a una conflagración de una dimensión tan inquietante, que parecería, que poco se podría hacer para impedir la desgracia generalizada que se pretende y mucho menos, cuando en términos amplios y con pocas excepciones, el planeta exhibe la grave situación de mediocridad generalizada que abate y afecta a su clase dirigente.

En cuanto a República Dominicana, creemos que hay que realizar una vuelta hacia la tierra y que se hiciera antes, cuando la Segunda Guerra Mundial, vale decir, a la producción propia y a la creatividad en el manejo de recursos para subsistir y sin caer en el error de querer avanzar dentro de lo mejor de lo tecnológico, mientras el resto del mundo se debate entre la extinción y la pérdida de futuro.

Lo que debe decirse, dado que razonablemente no es posible abrigar expectativas positivas, cuando nuestro primer socio comercial entiende que primero hunde a la humanidad y antes de perder su hegemonía casi ida de única potencia unipolar y que es lo que explica el porqué el mundo da la impresión de ir a la carrera hacia el abismo.

A todo lo anterior, si creemos, que no obstante hacer creer lo contrario, son EEUU, Reino Unido y la UE y hablando por “Occidente”, quienes realmente están perdiendo la guerra propagandística de credibilidad dentro de la presente situación bélica originada por la guerra Rusia-Ucrania y el supuesto control “unipolar” y es que la dirección del mundo en manos de mediocres no ofrece esperanzas de nada. (DAG)

 

 

 

 

RELATED ARTICLES
- Publicidad -
Por el Ojo de la Cerradura

Mas Populares

Recent Comments