Pablo Iglesias y la victoria de Feijóo

0
112

El líder del PP ganó el debate de investidura, aunque no alcance, de momento, la presidencia. Es la constatación, en mi opinión, de lo que sucedió gracias a sus intervenciones y a la soberbia infinita de Sánchez. He de reconocer que el secretario general del PSOE consigue sorprenderme. La decisión de enviar como mamporrero parlamentario a Óscar Puente es una falta de respeto institucional.

Eso de darle «una lección» para ningunear a Feijóo dice poco de su criterio político. Nunca hubiera imaginado que cometiera una torpeza de esas dimensiones. No dejo de preguntarme en qué fundamenta esa superioridad que intenta mostrar, sin éxito, sobre Feijóo que es un político con una brillante trayectoria política y académica. Tengo claro que es una muestra de inseguridad.

Lo mismo puedo decir de Pablo Iglesias que consigue fracasar en todos los proyectos que emprende. La portada de La Razón, el periódico que tengo el honor de dirigir desde hace 15 años, tenía por título «Feijóo gana el debate». No dijimos que conseguiría la investidura, sino que había mostrado una clara superioridad dialéctica y había generado una clara moral de victoria en las filas de su partido.

La respuesta de Iglesias refleja muy bien la visión cortoplacista que le caracteriza. En primer lugar, hace referencia a que en 1995 me eligieron diputado autonómico catalán y entre 1996 y 2000 fui director del gabinete de Rajoy. Me siento muy orgulloso, aunque olvida que fui director general de Relaciones con las Cortes. Al acabar mi trayectoria política regresé al periodismo y a la docencia como profesor de Derecho Constitucional en la UAB. Han pasado más de 25 años.

Durante este tiempo he conseguido ser catedrático y académico de número de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación de España. He compaginado, con esfuerzo y dedicación, las dos cosas que más me gustan en la vida: el periodismo y la docencia. No milito en ningún partido.

No es lo mismo un periódico independiente de calidad, que forma parte del mayor grupo de comunicación de nuestro país, que tus legítimas iniciativas periodísticas que responden a intereses partidistas. Pablo, deberías hacer mejor los deberes. Por: Francisco Marhuenda [La Razón]