Preocupa evangélicos alto nivel de violencia

0
122
Preocupa evangélicos alto nivel de violencia

Diversos representantes de las iglesias evangélicas se lamentaron ayer de que residentes de sectores populosos como el de Los Tres Brazos tengan temor de andar por las calles, debido a la gran ola de violencia y delincuencia que ha llegado a tal punto, que los planteles escolares han decidido impartir docencia de forma virtual.

Los ministros Feliciano Lacen, del Consejo Dominicano de Unidad Evangélica (Codue); Omayra Álvarez de Juventud con una Misión (Jucum) y Reynaldo Franco Aquino, de la Asociación de Iglesias Pentecostales de Jesucristo (IPJ), consideraron preocupante lo que sucede y llamaron a las autoridades a frenar esto urgentemente.

“No solamente en Los Tres Brazos, es preocupante lo que está pasando en la República Dominicana y debe llamarnos la atención. Hay que poner un “Stop” y trabajar juntos para poder detener esta situación de violencia que como he dicho es una descomposición progresiva”, dijo Feliciano Lacen, quien pidió que se integren sectores políticos, empresarios y la iglesia para detener el flagelo, porque de lo contrario el país será invivible.

Puede leer: Vinculación de «El Dotolcito» en muerte Joshua es “muy lamentable”, dice Chú Vásquez

En el caso de la misionera y dirigente juvenil, Omayra Álvarez, dijo que la falta de voluntad política es lo que permite a los delincuentes moverse a sus anchas en los diversos barrios. “Cada problema que República Dominicana quiere solucionar, se soluciona. Creo que todos los millones de pesos se están redireccionando deberían volcarse a los barrios”, expresó la directora de Jucum Santo Domingo.

Recomendó que sea creado un plan para en los barrios donde campea la violencia, se tomen a todos los niños, adolescentes y jóvenes que no trabajan ni estudian y se les forme en centros de capacitación técnica, cultural y de valores, para que sean productivos a su sector y al país.

“Si a estos muchachos los formamos en valores y se les enseñan a cumplir deberes, esto les dará esperanzas y opciones de mejoría reales, pero esto no se hace”, lamentó Álvarez.

Para el representante de la IPJ, Reynaldo Franco Aquino, en Los Tres Brazos debe volcarse todo el sistema de seguridad que permita dar las clases presenciales y garantizar la seguridad de todos los ciudadanos del sector.

La crisis que sacude a Los Tres Brazos trae a la memoria lo vivido en Villa Mella donde los negocios, el comercio y las actividades escolares tuvieron que ser paralizadas por dos días producto de las riñas entre bandas rivales por el control del microtráfico, los asaltos y demás actos delictivos.

Fuente: Hoy