lunes, octubre 25, 2021
InicioPor el Ojo de la CerraduraPresupuesto 2022: ¿De precampaña electoral adelantada?

Presupuesto 2022: ¿De precampaña electoral adelantada?

Desde el punto de vista social, el análisis del presupuesto para el próximo año, en nuestro caso, se efectúa desde el punto de vista esencialmente político, toda vez que el económico se circunscribe a los especialistas económicos y econometristas. Y esto así, porque la nueva estructura de costos y gastos y desde la perspectiva del gobierno, es una esencialmente política y como tal, la misma debe ser analizada y tratada.

Por eso y de primera intención, es evidente que con el anuncio de un nuevo teleférico para la ciudad de Santiago que se une al otro anterior del ramal del teleférico capitaleño hacia Los Alcarrizos y sin dejar de mencionar las nuevas obras en infraestructuras que van dirigidas al supuesto de mejorar el nivel y calidad de vida de la ciudadanía, retratan de manera evidente, la cosecha de simpatías y votos que el gobierno y para beneficio de su partido, el PRM pretende que este reciba.

Y al ver la intención dentro de la perspectiva correcta, es imposible creer que un hombre, el presidente Luis Abinader, que todos los días sale a grandes titulares en los mass media dentro de la prensa mercancía, no esté actuando, “a pota”, pensando en su propio futuro político electoral de cara a las elecciones de mayo de 2024.

Al entender esa pretensión, pues por lógica tenemos que inferir, que el gobierno y sin decir una palabra, de hecho se está preparando y desde el poder, a crear las condiciones anímicas como emocionales, que desde ahora hagan posible que una mayoría ciudadana se incline por condicionarse y sí favorecer el posible reclamo reeleccionista que al presidente se le está formulando desde distintos sectores sociales, siempre veleidosos en lo relativo a entender, que el cesarismo presidencial, no solo que es continuo, sino también casi eterno.

En consecuencia y si vemos, que solo por ocupar el cargo, Abinader en este caso, ya lleva no menos del 30% de su plan reeleccionista corriendo sin ningún tipo de obstáculo y mucho más, en momentos que la partidocracia, partidos y políticos, se encuentran desacreditados en extremo, y debido a las irritantes muestras de corrupción a gran escala que patrocinan e incentivan, fundamentalmente desde el Poder Legislativo e igual en el Municipal y taimadamente desde el Poder Ejecutivo, que entonces haya que advertir, que el continuismo gubernamental no tiene contrapesos desde la oposición social y política y que de continuar situación tan perjudicial para la libertad de escogencia ciudadana, afectaría mucho más el débil sistema político presidencialista, que no entiende de democracia participativa y sí de imposición casi dictatorial.

¿Qué hacer?, ¿cómo lograr que haya una decidida coparticipación política a nivel preelectoral que pudiera contrarrestar el avasallamiento atropellante de una presidencia reeleccionista que aprovecha su ventaja comparativa de encontrarse en el ejercicio del poder, con miras y desde ahora y sibilinamente, desbancar a sus opositores?

A nuestro juicio y criterio de muchos, el aparato mediático debe de actuar equidistante de todo el aparato político y en aras de favorecer la libertad de elección política electoral, que es un derecho ciudadano y no estar de paniaguados y porque desde el gobierno, a los barones mediáticos las autoridades favorezcan con privilegios y canonjías, al tiempo que el aparato de propaganda del régimen, mantiene esa evidente y clandestina política de represión publicitaria contra medios y periodistas independientes y fundamentalmente desde el sector digital. En tanto a los suyos, favorece con contratos publicitarios millonarios.

Solo saber que, por el muro electrónico en la frontera, ya hay periódicos matutinos que están diligenciando parte de esa contrata para compañías de los holdings a los que pertenecen, es suficiente para entender la falta de ética y decencia de estos y la temeridad casi delictual que las autoridades pudieran incurrir si terminan aceptando semejante cabildeo tan inmoral.

De ahí y luego que anoche en Palacio ocurriera la mentada reunión “consensuada” para conocer los lineamientos del nuevo presupuesto nacional de ingresos y gastos públicos para el año que viene y viéndose lo evidente, del afanar oficial por un reeleccionismo a destiempo y el que  no hay por qué precipitar, toda vez que la misma Carta Magna autoriza una única reelección presidencial para el gobierno que está en ejercicio, que necesariamente haya que llamar la atención sobre este particular y con miras de actuar en consecuencia.

Todos queremos y en ello no hay criterios divergentes, que el presidente Abinader haga un buen gobierno y como nuevo en el quehacer, presente al final de sus cuatro años una excelente hoja de servicios que pudiera inclinar a una mayoría ciudadana a favorecerle en las elecciones del 2024, pero de ahí a aceptar, que cuanto movimiento, presencia o política haga, sean motivados por un interés prejuicioso de manipular a la atrapada opinión pública y por el otro, impedir que la Oposición actúe como le corresponde o que desde el poder se quiera aniquilar a medios independientes  y afectando terriblemente las libertades de prensa, información y disidencia, no entendemos que sea razonable y mucho menos ético.

El gobierno tiene y debe actuar con equidad, no pasarse de limites y en particular, desautorizar la formidable campaña mediática de culto a la personalidad presidencial, que ya es imposible de ocultar y que de seguir y por lo visto ampliándose cada vez, va dirigida a perturbar o afectar políticamente y esto es lo preocupante, la libertad de decisión y escogencia de los electores.

Además, al gobierno hay que recordarle, que su peor Talón de Aquiles lo tiene en su partido Revolucionario Moderno (PRM) cuya semilla originaria es la de aquel Partido Revolucionario Dominicano (PRD) de cuando la guerra fría, siempre dispuesto a ser oposición del gobierno suyo que esté y lo que desde ya se está viendo con las pretensiones de ciertos “viejos robles” dirigenciales, quienes abiertamente le tienen montada una campaña de socavamiento al mismo régimen y también a Abinader.

Unos, con el pretexto de que no se les ha nombrado debidamente dentro de la administración pública y otros, porque conspiradores impenitentes, es imposible que pudieran abandonar sus viejas mañas de las corrosivas conspiraciones de aposentos tendentes  a debilitar a sus propios gobiernos y que fueron las razones que precipitaron, a que el presidente Guzmán prohibiera la entrada en Palacio del líder nacional perredeísta, el doctor Peña Gómez y casi autorizara su persecución punitiva y como revelamos en meses atrás y luego, el mismo mandatario y emocionalmente acorralado por Hatuey, Jorge Blanco y Asela, se suicidara en su despacho en el Palacio Nacional.

Hablamos de realidades objetivas imposibles de negar o de no querer ver ni entender los movimientos desestabilizadores que el mismo grupo le tiene montados a Abinader y quien por lo visto, entiende que su instinto le guía mejor, que cualquier opinión, análisis o sugerencia, que terceros le formulen de buena voluntad y entre estos analistas y medios independientes.

De ahí que nos llame la atención, que en lo relativo al presupuesto anunciado anoche, no dudemos en manifestar, que lo que vemos y entendemos, es un Presupuesto 2022: De precampaña electoral adelantada y lo que hay que advertir y por el bien y tranquilidad de la ciudadanía y de la República. Abinader y no tenemos dudas de ello, se merece que haga una buena presidencia, pero no que crea que puede embaucar a la nación. (DAG)

 

 

 

 

 

RELATED ARTICLES
- Publicidad -
Por el Ojo de la Cerradura

Mas Populares

Recent Comments