Proponen un manejo “ecosistémico” para enfrentar pesca ilegal en Galápagos

0
153
Proponen un manejo “ecosistémico” para enfrentar pesca ilegal en Galápagos

Científicos de la Universidad de las Américas de Ecuador (UDLA) y la Universidad de Uruguay proponen un nuevo enfoque, denominado manejo ecosistémico, para enfrentar la pesca ilegal en la Reserva Marina de Galápagos.

 Este enfoque busca un equilibrio entre las necesidades económicas de los pescadores artesanales y la conservación de los ecosistemas marinos, con base en ciencia, tecnología e innovación, indicó este sábado el Programa Galápagos de la UDLA en un comunicado.

Apuntó que la pesca con un palangre se realiza con una línea larga a la cual están conectadas líneas secundarias, cada una con un anzuelo y carnada, distribuidas en intervalos regulares.

Este método es muy efectivo para capturar atunes de gran tamaño y alta calidad, Sin embargo, también puede capturar por accidente tiburones, tortugas marinas y otras especies en peligro, amenazadas o protegidas.

A este tipo de captura se le denomina “incidental”, por estas razones la pesca con palangre fue prohibida en la reserva desde el año 2000 para proteger tiburones y otras especies protegidas.

PROBLEMA QUE AUMENTÓ

Para Mauricio Castrejón, investigador de la UDLA y autor principal del artículo, la pesca ilegal es un problema que ha aumentado con los años y un riesgo para el ecosistema de Galápagos.

“Considerando que la prohibición del palangre ha sido ineficaz durante los últimos 23 años para erradicar la pesca ilegal en la reserva, sugerimos reevaluar la viabilidad y efectividad de esta regulación, puesto que, en lugar de asegurar la conservación de especies protegidas, existe evidencia científica y anecdótica de que dicha prohibición promueve la pesca ilegal”, señaló.

Puedes leer: Lo que hizo Abinader hoy en San Juan con emprendedores, comerciantes y ayuntamientos

En el estudio propone desarrollar una herramienta para el manejo integral de la captura incidental en las pesquerías.

Esta herramienta evalúa la eficacia, viabilidad, aceptabilidad y simplicidad de implementación de diferentes estrategias de manejo, de tal manera que se considere su impacto en la reducción de capturas incidentales y en el ingreso económico de los pescadores.

AMPLIA GAMA DE SOLUCIONES

Omar Defeo, investigador de la Universidad de Uruguay, detalla que una de las recomendaciones del estudio es implementar una amplia gama de soluciones complementarias basadas en la ciencia, tanto de carácter legal, operativo, institucional, tecnológico, y de mercado, para minimizar la captura incidental de especies protegidas, que garantice la erradicación de la pesca ilegal y el desarrollo sostenible de la pesquería artesanal de atún de Galápagos.

Como ejemplo, el estudio señala que la captura incidental de tiburones puede bajar significativamente si la pesca se realiza en la noche, reduciendo el tiempo de hundimiento del palangre, a través de cambios en el tipo de anzuelo y carnada.

Esto debe ir acompañado de un sistema de seguimiento o trazabilidad del de Marzo a la mesa que le permita al pescador acceder a mercados que paguen un precio justo por productos pesqueros de alta calidad, socialmente responsables y amigables con el medio ambiente, señala.

El Programa Galápagos de la UDLA recuerda que la pesquería artesanal de atún es fundamental para la economía y seguridad alimentaria de los residentes de Galápagos.

El atún es la especie más consumida por los residentes y proporciona empleo directo a 336 pescadores y sus familias.

RESERVA MARINA DE GALÁPAGOS

En 1998, las Islas Galápagos y sus aguas abiertas circundantes fueron designadas como área marina protegida de uso múltiple, conocida como la Reserva Marina de Galápagos.

Desde entonces, la pesca industrial fue prohibida dentro de la reserva, y solo se autoriza la pesca artesanal realizada por residentes permanentes.

El archipiélago de Galápagos está situado unos mil kilómetros al oeste de las costas continentales de Ecuador y gracias a su rica biodiversidad es considerado un laboratorio natural que permitió al científico inglés Charles Darwin desarrollar su teoría sobre la evolución y selección natural de las especies.

En 1978 la organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) declaró a las islas como Patrimonio Natural de la Humanidad.

Fuente: Hoy