miércoles, junio 19, 2024
InicioFirmas¿Qué son las Bases Marítimas Expedicionarias, los gigantescos buques de guerra estadounidenses...

¿Qué son las Bases Marítimas Expedicionarias, los gigantescos buques de guerra estadounidenses como el que ha llegado a Málaga?

El pasado lunes llegaba a aguas del puerto de Málaga uno de los buques militares más extraños que surcan los mares. A medio camino entre un portaaviones y una plataforma petrolífera, el USS Hershel "Woody" Williams de la US Navy, la marina de guerra de Estados Unidos llegaba a aguas españolas para cumplimentar una escala de descanso durante varios días.

De hecho, son muchos los curiosos que se han acercado hasta las dársenas del puerto malacitano para fotografiar a este barco, denominado base móvil expedicionaria, que destaca por contar con una amplia plataforma de vuelo. Y es que, las armadas de todo el mundo han ido adaptando sus flotas a las necesidades y a las características actuales, que obligan a una cada vez mayor flexibilidad y a que cada barco sea capaz de adaptarse al mayor número de misiones posible.

Precisamente para hacer frente a los nuevos requisitos de la geopolítica actual la US Navy decidió crear este tipo de buques, denominado Base Marítima Expedicionaria (ESB en sus siglas en inglés) y prácticamente tan grande como un portaaviones norteamericano y mayor que muchos europeos: así, el USS Hershel "Woody" Williams tiene 239 metros de eslora y 50 de manga y está habilitado para misiones militares a las que habría que añadir la lucha contra la piratería, la seguridad marítima y la ayuda humanitaria en casos de desastres de gran magnitud. Se trata de uno de los tres de este tipo que tiene en servicio la armada estadounidense. Fue construido en los astilleros General Dynamics NASSCO en San Diego aprovechando para ello el casco de un petrolero civil. Una vez concluidos los trabajos, en 2018 era entregado y puesto en servicio.

Para hacernos una idea, es mayor que el portaaviones español LHD Juan Carlos I, con sus 231 metros de eslora y 32 de manga.

Pero, ¿qué son exactamente estas Bases Marítimas Expedicionarias? Sin duda, es uno de los más curioso navíos de la US Navy. Son cuatro los que están en servicio de la clase Lewis B. Puller: el USS Miguel Keith (ESB 5), el USS Lewis B. Puller (ESB 3), el USS Hershel 'Woody' Williams (ESB 4) y el USS John L. Canley (ESB-6) y están diseñados para ser la pieza central de la misión de contramedidas antiminas aerotransportadas (AMCM) de la Marina de Estados Unidos.

Están pensados para servir como bases marítimas móviles que apoyan misiones de baja intensidad, aunque también pueden ser empleados en una amplia gama de operaciones militares. Contramedidas antiminas aerotransportadas, operaciones especiales contra la piratería, ayuda humanitaria en casa de catástrofes naturales como terremotos o tsunamis, operaciones de seguridad marítima… todas estas misiones pueden ser abordadas desde estos buques, de tal manera que los buques de guerra convencionales (portaaviones, fragatas, destructores…) pueden ser reasignados para acciones operativas más exigentes. También prestará apoyo a los helicópteros MH-53 y MH-60 y se actualizará para apoyar a los aviones tiltrotor MV-22.

El buque está diseñado para proporcionar una base flotante de aterrizaje de helicópteros y brindar otro tipo de apoyo a las operaciones militares como base marítima expedicionaria. La nave es oficialmente una base de comando y control flotante personalizable y funcionalmente una base de operaciones con la capacidad de lanzar helicópteros y botes pequeños, proporcionar viviendas para las tropas e instalaciones de comando y control. Puede acomodar una variedad de otras instalaciones en contenedores de envío, incluido el atraque para tropas de operaciones especiales, instalaciones de lavandería o almacenamiento en frío.

Dispone de una gran cubierta de vuelo superior, o cubierta de misión, adecuada para una amplia gama de aplicaciones, incluido el alojamiento simultáneo de cuatro helicópteros CH-53 de transporte pesado. Aunque la cubierta del barco puede aterrizar y mantener los helicópteros más grandes, no puede albergar a los F-35B Joint Strike Fighters, a pesar de sus capacidades de despegue corto y aterrizaje vertical.

Debajo hay un espacio abierto para almacenar equipos y para botar botes; sin embargo, no hay una cubierta de pozo para apoyar el lanzamiento y la recuperación de aerodeslizadores o botes más grandes. La cubierta de vuelo, que es el hogar de una tripulación de 100 miembros del personal de la Marina, separa las casetas de proa y popa. La ingeniería y la navegación son proporcionadas por unos 40 marineros civiles atracados en la caseta de popa.

Disponen de una cubierta de vuelo de 4.800 metros cuadrados, almacenamiento de combustible y equipos, espacios de reparación, espacios de planificación de misiones y alojamientos para hasta 250 personas.

La capacidad de autodefensa se limita a las armas servidas por la tripulación. El T-ESB fue diseñado para operar en un entorno no hostil con amenazas bajas o insignificantes para el buque. Sin embargo, las operaciones de contramedidas de minas (MCM) pueden requerir que el buque opere cerca de zonas de amenaza litoral. La falta de capacidad de autodefensa hace que el buque dependa de otros combatientes navales y de las fuerzas conjuntas para su protección en el entorno operativo del litoral.

El diseño general del USS Lewis B. Puller (ESB 3) y el USS Hershel 'Woody' Williams (ESB 4) se basa en el casco del petrolero civil clase Alaska. En febrero entró en servicio el USS John L. Canley (ESB-6), también de la clase Lewis. Otro mas, el USS Robert E. Simanek (ESB-7), será puesto en servicio próximamente, después de que el pasado mes de mayo se llevase a cabo la ceremonia de bautismo. En este caso, el ESB 7 apoyará misiones como contramedidas de minas, operaciones especiales, vigilancia y reconocimiento de aeronaves no tripuladas, lucha contra la piratería, ayuda humanitaria y respuesta a crisis. Hay un octavo en estudio.

Con anterioridad a estos se habían construido otros dos buques similares, el USN Montford Point y el USNS John Glen.

El Hershel “Woody” Williams partió de la base conjunta de Rota, en Cádiz, a finales de febrero de 2024, para comenzar su despliegue actual en aguas europeas y africanas. El barco ha realizado visitas portuarias anteriores a Tema (Ghana) y Libreville (Gabón) desde su partida en febrero. El buque está desplegado en la base naval de la Bahía de Souda, en la costa noroeste de la isla griega de Creta y sirve como el primer barco de la Armada de los EE. UU. asignado al área de responsabilidad del Comando de África de los EE. UU. (AFRICOM).

Sus capacidades únicas son parte de la infraestructura de acceso crítica que respalda el despliegue de fuerzas y suministros para misiones globales. El barco opera con tripulaciones azules y doradas, lo que le permite permanecer desplegado continuamente en todo AFRICOM.

Con sede en Nápoles, Italia, NAVEUR-NAVAF opera fuerzas navales estadounidenses en las áreas de responsabilidad del Comando Europeo de EE. UU. (USEUCOM) y del Comando de África de EE. UU. (USAFRICOM). La Sexta Flota de EE. UU. está asignada permanentemente a NAVEUR-NAVAF y emplea fuerzas marítimas en todo el espectro de operaciones navales y conjuntas. Por: Angel Luis De Santos [La Razón]

RELATED ARTICLES

Los poetas se encubren

Las reformas necesarias

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

LAS ÚLTIMAS NOTICIAS DE HOY

denuncia mirador sur

Alcaldía DN sancionará a responsables de poda no autorizada en Mirador...

0
El Ayuntamiento del Distrito Nacional impondrá las sanciones correspondientes a los responsables de llevar a cabo una poda no autorizada a varios árboles del...

Mas Populares