Retiro de proyecto. ¿Entonces, todo fue un globo de ensayo y de distracción? ¡Maniobra admirable, en un político tan joven!

0
225

Si alguna duda podía quedarnos respecto a la amplia destreza, dosis de cinismo y decisión de saber utilizar el poder, que tan evidentemente el presidente Luis Abinader ya muestra en el ejercicio de la presidencia de la República, la misma se ha disipado y al conocer y con el paso táctico de retirar el proyecto de ley integral sobre Trata de Personas, Extorsión y Tráfico Ilícito de Migrantes que desde media mañana de ayer fuera conocido.

Ahora se habla, de que dentro de 45 días (28 de marzo) supuestamente será retomado después de haberle realizado ciertos arreglos cosméticos. Sin embargo, el 27 de febrero viene por ahí y sin duda que para ese entonces Abinader podría anunciar las reformulaciones iniciales y al tiempo que, con el discurso a la nación de ese lunes, terminaría por efectuar ciertas precisiones, al tiempo de marcar su verdadera intención con un asunto de refugiados y migración que ciertamente es de interés general.

Pero por lo pronto, con el retiro anunciado, quedan al descubierto, tanto los que hablaron a favor como en contra, disipa ciertos nubarrones al otro lado de la isla y obliga a determinados organismos internacionales a guardar la fecha para poder emitir una opinión concluyente sobre las políticas oficiales con relación a tema tan áspero en materia de radicalizar criterios y posiciones.

Los ultraderechistas, racistas anti haitianos, proclamarán que por ellos fue lo del anuncio presidencial, cuando a lo absoluto no es cierto, en tanto el primer planteamiento, el del presidente del PRSC, Antún, solo lo vemos como el aspaviento de otro inmigrante árabe queriendo buscarle el lado a su paisano en el poder, mientras el presidente de la FP cometió la torpeza de dar un indicador de por donde entiende que el asunto debería de ser tratado y en base a un dispositivo legal del año 2006 que en materia de personas se encuentran totalmente desfasado.

Al mismo tiempo, con el anuncio de referencia, el Jefe de Estado y de Gobierno detiene las especulaciones mediáticas sin sentido, y obliga a que los anti haitianos del Instituto Duartiano, tengan que apartarse y aguantarse las ganas con sus soflamas y hasta por lo menos ver por donde es que realmente y en este tema, que el primer mandatario viene.

Con este golpe de bastón que Abinader le ha dado a los tantos, que locos y sin ideas han hablado sobre un proyecto que la mayoría ni siquiera conoce y porque no leen, de golpe, el Estado Dominicano frena las especulaciones tan descarnadamente abusivas, más sus dicterios y soflamas provenientes de enemigos de esta nación en el exterior, al tiempo que recuerda, que el mismo es derivado de acuerdos  internacionales que el Estado Dominicano quiere honrar, pero que ahora, al pretender que el Congreso Nacional lo conozca y discuta y si es menester lo modifique, se ha encontrado con una recia oposición emocional de muchos que lo han interpretado, como que el mismo es una puerta abierta para legalizar a los extranjeros indocumentados.

En consecuencia, “la comunidad internacional” deberá ahora sopesar hasta donde puede llegar a presionar al presidente de la República cuando este y de improviso se encuentra antes una recia oposición crispante de un fuerte nicho de las fuerzas vivas nacionales y lo que a mediano plazo significaría, que si EEUU y la ONU y la OEA quieren un mayor involucramiento del gobierno dominicano al respecto, deberán aceptar que Abinader y al dar muestras de tener sus manos aparentemente atadas, tendrá que hacer suyo aquella tesis general, de que la política es el arte de la transacción dentro de lo posible.

Así mismo, el retiro de proyecto, del que Abinader le expresó a su vocero y director de Estrategia y Comunicación de la Presidencia, que lo hace y en el entendido de que está en conocimiento respecto a que debe “lograr el consenso público necesario”, de hecho, envía el especifico meta mensaje a la Casa Blanca, de que nunca dejó de tener razón al no firmar la parte de la declaración de la pasada cumbre de Las Americas en California y en lo atinente a la trata de personas y de refugiados y por la implicación que el documento tendría en la política nacional de cara a la problemática con Haití.

Cómo siempre, los azorados ignorantes políticos y mediáticos que nos gastamos y quienes cada día demuestran que solo hablan y se impulsan por emociones descontroladas, así como no entendieron del porqué de la negativa de Abinader a no firmar la declaración en California y no obstante que por el trato especial y distinguido que el presidente Joe Biden le dio a nuestro presidente y que motivó a que en un análisis político de Estado expresáramos que Abinader había sido ungido de cara a la política dominicana para una futura reelección constitucional, ahora comprobamos, que por sus reacciones demagógicas, todos esos ignorantes y la mayoría de mala fe, tampoco han entendido la vuelta de tuerca que ahora Abinader le ha dado al proyecto enviado al Senado de la República y que ya ha retirado.

En este sentido, Abinader, no solo ha demostrado que es diestro en el ejercicio dialectico del poder, sino que tiene la templanza necesaria para saber sortear cuantas interrogantes y sospechas, la débil oposición política y mediática que tiene, le formula.

Por ahora, lo otro que si queda claro, es que muchos dominicanos se encuentran muy atentos al debate nacional y sobre todo cuanto significa Haití y con relación a los intereses permanentes de nuestra República y lo que es bueno, pero al mismo tiempo, vemos ese cierto manto de sordidez e ignorancia que el factor mediático ha querido crear y con el objetivo preciso de que ya en tiempo de elecciones y el factor mediático como aparente partido político clandestino, trataría de asestarle un golpe que ahora no se ve, a la ya segura reelección presidencial constitucional y lo que ciertamente es de preocupar.

Y es que Abinader y con el sorpresivo giro que le ha dado al debate nacional de las ultimas horas, no solo que paralizó a sus contestatarios y les arrebató la iniciativa en materia de imponer él, las nuevas reglas por las que el mismo deberá desenvolverse, sino que realmente nos lleva a observar y preguntar, que en lo del retiro del proyecto, se descubre, que todo fue un globo de ensayo y de distracción. ¡Maniobra admirable, en un político tan joven! (DAG)