Se alejan los vientos inflacionarios de la guerra

0
170

Los efectos de la guerra rusa y Ucrania han comenzado a disiparse. Ya el impacto de precios comienza a diluirse y lo que se observa es una disminución moderada de precios, con una inflación menor a la llegada del verano.

De acuerdo con el prestigioso economista español Juan Carlos Martínez Lázaro ya se ha llegado a una fase de “guerra olvidada”.

De hecho, la FAO (Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) anunció este viernes su índice de precios con moderación a la baja respecto a enero. También, en una nota de comercio internacional la OMC (Organización Mundial del Comercio) dio cuenta del impacto de las medidas asumidas por los países miembros tras el impacto del Covid- 19, la seguía y la guerra rusa en Ucrania, con aplicaciones de restricciones al comercio, subsidios y otras disposiciones que afectaron los precios en 2022.

“El problema de la guerra rusa en Ucrania se ha cronificado y hemos aprendido a vivir con ello”, indicó el economista Martínez Lázaro, quien observa que muchos de los efectos que se preveían no ocurrieron y se han empezado a diluir en este verano. Aduce que se ha aprendido a convivir con la normalidad de la guerra en la frontera europea, y aunque seguirá siendo complicada muchos de los efectos como el encarecimiento de las materias primas, especialmente las energéticas se están diluyendo. En el caso del precio del gasoil, el valor está más barato en Europa que hace un año, cuando todavía el presidente ruso Vladimir Putin no había avanzado en la invasión. Otros bienes y materias primas como el petróleo también se encuentran por debajo de niveles pre-guerra, explicó el economista de IE University, de Madrid, España.

Estima que de no persistir la guerra estos productos tendrían precios más bajos.

“Creo que, aunque se va a cronificar el tema de la guerra, la mayor parte de sus efectos económicos ya han pasado y, para el conjunto de Latinoamérica, sobre todo para aquellos países que exportan materias primas, puede ser una oportunidad”, explicó Martínez Lázaro a este medio.

Rusia es un importante suplidor de materia prima energética y también de granos, bienes que importa la región, pero que pueden ser sustituidos por producciones regionales.

En el caso de Ucrania, este país era un fuerte productor de aceite de girasol, cuya producción se ha afectado por la guerra y en el caso del aceite de oliva, producido grandemente en España hay un precio más alto por la sequía, situación que el economista atribuye a un caso coyuntural, independientemente de la guerra. El aceite de girasol es de gran uso industrial en España, por lo que se han afectado los precios de muchos alimentos. Otro efecto del conflicto fue el recorte de rutas marítimas desde esos países en guerra, considerados graneros de Europa y en los que ya también se ha ido diluyendo el impacto y las producciones se han ido moviendo. El encarecimiento de los alimentos se ha ido moderando, sostuvo.

Una economía dominicana en auge

En el caso de República Dominicana, el economista afirmó que es claro el desarrollo y la estabilidad que exhibe esta economía, la cual afirma se encuentra en auge. Martínez Lázaro es el director del Informe de Inversión Española en Iberoamérica, presentado en casa de América en su décimo quinta versión, con el apoyo de Auxadi, Iberia, IE University y LLYC.

El informe elaborado sobre la base de una consulta a 108 empresas españolas, de las cual 75 son multinacionales y 35 cotizan en bolsa, entre septiembre y diciembre 2022. México volvió a ser el país en el que más empresas españolas piensan en aumentar sus inversiones durante 2023, seguido por Colombia, Chile y Brasil. En tanto que Panamá, Uruguay, República Dominicana, México y Colombia alcanzan la mejor valoración.

Consultado al respecto, explicó que la razón por la cual no se ve una mayor proporción porcentual de inversiones en República Dominicana con relación al tamaño de las inversiones en México se debe al gran tamaño del mercado mexicano y la gran cantidad de empresas industriales y de maquilas que tiene. Por: Cándida Acosta [Listín Diario]