¿Se justifica invertir en ferias turísticas?

0
135

En abril próximo tendrá lugar en el Centro de Convenciones Barceló la edición 23 del Dominican Annual Tourism Exchange, más conocido por sus siglas DATE.

La actividad se suspendió en 2020 y 2021 por los problemas y restricciones a los viajes y el turismo provocado por la pandemia, pero se reanudó el año pasado con notable éxito. Se registraron y participaron 253 delegados de147 empresas compradoras (mayoristas de viajes, turoperadores, agencias de viaje y otros).

Por el lado de los suplidores de servicios turísticos en todas sus manifestaciones (hoteles, restaurantes, turismo médico, transportistas, parques, empresas de excursiones y otros) se registraron 300 delegados de 84 entidades.

Destaco que uso la frase “se registraron”, porque ya se ha establecido que DATE es aprovechado por un pequeñito grupo de compradores que no se registran y sostienen reuniones fuera del espacio que crea la feria para el intercambio comercial y sus actividades sociales, que también son escenarios de gran valor para el contacto de compradores y vendedores. Pero, eso sirve como una confirmación más de que el DATE cumple su cometido. Si alguien no se registra, pero compra o vende fuera de los espacios feriales, se está cumpliendo su cometido: servir de punto de apoyo a la promoción y comercialización del producto turístico dominicano.

Además, en DATE tenemos otros tres grupos importantes. 1. Se abre un espacio para pequeñas empresas que producen o comercializan, o ambas cosas a la vez, artesanías que venden y se promueven. 2. Entidades patrocinadoras, que tienen servicios de diferentes naturalezas que se relacionan con el sector turismo. El año pasado se sumaron 35 patrocinadores con 172 delegados. 3. Medios de comunicación. La participación de periodistas y medios es importante porque sirven como canales que amplifican el impacto del DATE. El año pasado se inscribieron 26 periodistas de diferentes países; y 80 de medios locales, regionales y nacionales (impresos, electrónicos y digitales).

¿Tienen importancia en el escenario actual este tipo de actividades de comercialización y promoción del producto turístico? Un buen ejemplo es Fitur, la feria internacional de Madrid. Un encuentro como DATE, o como Antur de Colombia, pero de dimensiones globales, al que asisten profesionales del turismo que representan empresas que ofrecen o compran y comercializan productos turísticos.

FITUR recibió este año 8,500 empresas participantes de 131 países, 755 expositores titulares que ocuparon 66 mil metros cuadrados, y más de 130 mil profesionales relacionados con el sector turismo, a los que se sumaron 6,374 periodistas, 513 de 46 países. Se contabilizaron más de 160 mil informaciones y un audiencia de 43 mil millones.

La pregunta es tonta, pero tengo que hacerla para los tontos: ¿Alguien regala los costos de las empresas locales e internacionales que participan en DATE? La respuesta es NO. La respuesta es la misma para Fitur y las demás ferias de este tipo que se celebran en diferentes países.

Fitur cuesta cientos de miles a cualesquier empresa o persona. También Punta Cana, las de Colombia, París, Berlín, Londres, Italia. Las ferias existen porque aportan beneficios a sus participantes. Por: Manuel Quiterio Cedeño [El Caribe]