domingo, diciembre 5, 2021
InicioDeportesSegundo juego de Serie fue la otra cara de la moneda

Segundo juego de Serie fue la otra cara de la moneda

HOUSTON – El Juego 2 fue todo lo que el Juego 1 no fue.  

José Urquidy, quien previamente había lanzado solo 1.2 entradas en esta postemporada, le dio a los Astros un comienzo seguro y satisfactorio que Framber Valdez no hizo. Los Bravos, que habían sido dueños del primer partido, sufrieron en este de un pitcheo poroso, una falta de hits oportunos y una defensa inusualmente dudosa.  

El enfoque molesto y productivo de Houston al principio contra el abridor de los Bravos, Max Fried, allanó el camino hacia una necesaria victoria por 7-2 que envió a Atlanta esta Serie Mundial empatada 1-1.  

«Estuvo localizando sus lanzamientos, manteniéndonos fuera de balance», dijo el receptor de los Bravos, Travis d’Arnaud. «Sabíamos que iba a ser un tirador de strikes, y salió y lanzó un gran juego».  

Después de que Urquidy permitió seis carreras (cinco limpias) en 1.2 cuadros en la derrota de los Astros por 12-3 en el Juego 3 de la Serie de Campeonato de la Liga Americana en Fenway Park, ¿cómo pudo tener éxito contra Atlanta?  

«Comenzó rápido, me refiero a muy rápido, y sabíamos que teníamos que vigilarlo de cerca porque todavía se está poniendo en forma ya que estuvo fuera mucho tiempo entre salidas», dijo Baker. «Así que sabíamos que teníamos que vigilarlo entre 75 y 80 lanzamientos».  

Mientras todos los miembros de la alineación de Atlanta habían dado un hit en el Juego 1, esta vez siete de nueve Astros tuvieron una muesca en la columna de hits, e incluso los únicos que se resistieron, Alex Bregman y Yordan Alvarez, anotaron o impulsaron una carrera. José Altuve lo desencadenó todo al salir de una mala racha con dos extra bases, el segundo de los cuales fue el cuadrangular número 22 de su carrera en postemporada, empatándolo con Bernie Williams en el segundo lugar de todos los tiempos detrás de Manny Ramírez (29).  

Después de que los Astros soltaron el primer partido, Baker se encogió de hombros y prometió: «La pelota rebotará en nuestro camino mañana».  

No estaba bromeando.  

La pelota rebotó en la línea del jardín izquierdo cuando Altuve pegó un doblete que preparó la primera carrera de los Astros en la primera. Y aunque el marcador estaba empatado a 1 en la siguiente entrada con un jonrón solitario de d’Arnaud, la pelota rebotó mucho para Houston en la parte baja del segundo.  

Kyle Tucker, Yuli Gurriel y José Siri se embasaron sucesivamente en sencillos de roletazo, el último de los cuales remolcó una carrera. Cuando Martín Maldonado arrancó, ¿qué más? – un sencillo de roletazo a través del hoyo en el lado izquierdo del cuadro, Gurriel anotó desde segunda y Siri desde primera, gracias a un error de tiro del jardinero izquierdo de Atlanta Eddie Rosario que fue a una tercera base descubierta. Después de un sencillo remolcador más de Michael Brantley con dos outs, los Astros habían saltado a una ventaja de 5-1 sobre Fried.  

Fried, quien estaba tratando de recuperarse de una salida inusualmente dura en el Juego 5 de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional después de una segunda mitad sensacional, se asentó a partir de ahí. Que fuera capaz de lanzar hasta el sexto a pesar de esa erupción temprana fue útil para un equipo de Atlanta que se apoyará fuertemente en el «relevo» a raíz de la fractura del peroné derecho de Charlie Morton.  

«Obviamente, no estoy contento con eso», dijo Fried sobre el ataque de la segunda entrada. «Los playoffs son un juego de gran impulso. Tienes que hacer todo lo posible para mantener el número torcido fuera del marcador. Al final del día, anotaron cuatro carreras en esa entrada. Tienes que hacerlo mejor la próxima vez, simplemente haciendo lanzamientos, salir de ella».  

El mánager de los Bravos, Brian Snitker, quedó impresionado con la salida de Fried.  

«Estoy teniendo dificultades para convencerme de que él luchó», dijo Snitker. «La primera entrada, dieron algunos hits realmente buenos. La segunda entrada, cuando anotaron, fue una entrada algo extraña, ¿sabes a qué me refiero? No era como si lo estuvieran golpeando. Bolas que encontraron agujeros, swings aguantados, un mal tiro. Fue solo una entrada extraña.  

«Pero pienso que su material era realmente bueno. Terminó haciendo muchos lanzamientos durante las cinco entradas que estuvo allí, pero Dios, podría haber sido muy fácilmente un resultado diferente para él, creo, especialmente en la segunda entrada».  

Pero el daño ya estaba hecho. Y aunque los Bravos consiguieron otra carrera en el tablero con un sencillo empujador de Freddie Freeman en el quinto, Houston hizo más daño cuando Álvarez anotó en una selección de campo en la sexta entrada y cuando Altuve, quien se fue 0 de 5 en el Juego 1, golpeó un batazo contra Drew Smyly que se hundió profundo en los Crawford Boxes en el séptimo.  

«Bueno, es bueno», dijo Baker de Altuve. «Cuando eres bueno, tienes que… no sé. Eso es lo que hacen los profesionales. Cuando sabes que puedes jugar, tienes que hacerlo. Quiero decir, no tienes otra opción.  

«Mi papá solía decirme que está bien bajar, simplemente no te quedes abajo. Así que él no se quedó abajo».  

Fuente: El Caribe

RELATED ARTICLES
- Publicidad -
Por el Ojo de la Cerradura

Mas Populares

Recent Comments