¡Terminó la veda política! Primer muerto de la campaña y secuela de agresiones por doquier. Se entró a la parte final de la campaña electoral

0
212

Para la campaña electoral de 1962, el primer muerto fue en Puerto Plata y de un fotógrafo profesional que acompañaba la caravana de la Unión Cívica Nacional (UCN) y al encontrarse esta con otra del Partido Revolucionario Dominicano (PRD). Recordamos, que a las seis horas ya se hablaba de que “los muertos de campaña nadie los recuerda” y como justificación para que el pandillerismo político hiciera de las suyas. Al final de esa campaña, los muertos pasaron de 15 y los heridos en las refriegas más de 500 y efectivamente, al llegar las elecciones, absolutamente nadie se recordó de los muertos y hoy, ninguno fue registrado en los anales periodísticos.

Ni que decir que lo mismo pasó en las sucesivas campañas que se dieron por toda la geografía nacional y por lo que mal contados, se calcula que desde el 1962 al 2020, no se exagera si se habla de no menos 400 muertos y más de dos mil heridos y de los que tampoco nadie recuerda, ni sus iniciales, mientras todos sirvieron de pretexto para que los políticos y sus partidos recrudecieran sus ataques.

Si se recuerda, para las elecciones del 1970, otro ingrediente fue añadido a las campañas electorales: El posicionamiento de periódicos escritos y estaciones de radio y televisión como agentes políticos provocadores y parcializados con las diversas banderías políticas.

Entrando en el 2014 y con el internet dando los primeros pasos, las campañas electorales se “revitalizaron” con la entrada de las infames redes sociales y en las que, lo peor del alma  humana hizo presencia y en particular desde el 2016, con la subcultura criminal alofoke imponiéndosele al pandillerismo barrial de las ciudades e incrementando los choques de individuos de una y otra bandería, hasta lograr en el lapso 2018-2020 su mayor “carta de presentación” con el apoyo abierto del Poder Ejecutivo en las administraciones de los presidentes Danilo Medina y Luis Abinader y lo que ahora se proyecta como la mayor fuente de desasosiego y odio, inculcado en extremo a los potenciales votantes, pero sobre todo de juventudes y la mayoría incentivada por la prostitución y la droga, el sicariato, el desorden inmoral y la corrupción a toda marcha.

Esta nueva “presencia anímica” y con sus plataformas en internet y la radio y la tele digitales, de tan apabullante que ha sido su entrada en la realidad política cruda, generó su contrapartida en más de 100 programas de radio y televisión, incentivados y financiados por los barones mediáticos dueños de los grandes medios, comerciantes, financistas y banqueros de loterías por un lado y el Estado, a través del gobierno de turno, por la otra.

Ni que decir, que ya la libertad de prensa no existe y sí la más peligrosa alianza de supuestos periodistas y analistas en contubernio criminal y como panfletistas y propagandistas y agravado por ese accionar tan inescrupuloso del ahora partido oficial, el Revolucionario Moderno (PRM) financiando desde el poder a más de cien periodistas y comentaristas y casi a la totalidad de los mass media y con el único propósito, de manipular hasta el hartazgo a toda la atrapada opinión pública, al tiempo que al mismo tiempo, la oposición y a brazo partido quiere meterse en la piñata mediática.

En consecuencia, el panorama político y mediático que se vive ahora, es mucho peor que en cualquier otra oportunidad anterior en materia de campañas electorales, pues se ha producido la tremenda inversión de valores morales en el aspecto de la “valorización” del individuo como votante y su potencial situación de saber ofertar y vender bien su voto y por lo que ahora es imposible decir que haya partidos “madres” de la partidocracia que no incentiven esta abusiva compra y venta de votos al mejor postor.

Por eso y con este estallido colectivo de “inmoralidad razonada”, estas elecciones, que deberán culminar el domingo 18 de febrero, poco que mucho, están obligando a que la inescrupulosidad cunda y las inconductas personales se multipliquen por todo el espectro político y el ámbito nacional y de una forma tan castrante en materia de perdida de voluntades ciertas e integras, que bastaría observar cómo se desenvuelven las marchas y caravanas de partidos y candidatos y lo más grave, de todos y dispuestos a irse a las manos si fuere necesario.

De ahí, que hace tres días en la comunidad de Castañuelas, Montecristi (noroeste) se anotó el primer muerto de campaña y registrado en contra del PRM y en apariencias de manos de dos miembros o simpatizantes del PLD y un policía, que nadie sabe que rayos hacia allí y menos con su arma de reglamento en la mano y usándola como luego se comprobó.

Naturalmente, después del griterío de unos y otros, justificándose o tirándole las culpas a un tercero, al país político, lo que le queda, es que de golpe ya se abrió la veda política y lo que significa, que en estos 19 días que faltan de las elecciones municipales, no habrá sorpresa alguna si las calles se tiñen de sangre más o menos inocente.

Mientras tanto, por San Pedro de Macorís (sureste) “tirotean y rompen vehículo de candidata a regidora PRM, Artajelis Lluberes y el del director adjunto del distrito 05-08 de Quisqueya Roberto Adames “Soncito” y casi con diferencia de horas, el gobierno ocupa militarmente, la comunidad de Navarrete (Cibao-centro) y ayer se supo que en la provincia de Santiago (Cibao) “asaltantes” mataron de cuatro tiros a  Tony Bautista, educador y tío de un exjefe policial, Ney Aldrín Bautista Almonte y lo que se entiende, tiene que ver con el álgido clima político.

Al mismo tiempo, en los barrios capitaleños más duros, donde la subcultura alofoke se impone, sus adeptos emocionales y entre grandes ingestas de alcohol y drogas, empiezan a conformar lo más parecido a “brigadas de convencimiento”, que por lo que se dice, en su momento serán lanzados por todo el Gran Santo Domingo y con el solo propósito de apuntalar supuestamente a los candidatos del oficialismo.

Estamos entonces, en lo más parecido a un enfrentamiento de cuchillos largos entre todas las banderías políticas y bajo la apariencia y disfraz de simples activistas políticos.

Además, se sabe -el dominicano después muchos tragos de alcohol tiende a decirlo todo- que esas personas y como especie de “agentes o promotores electorales de convencimiento”, para aquellos otros en los barrios donde todavía no hayan entendido  a que bandería es a la que hay que apoyar y mucho más, cuando dentro de áreas del oficialismo y el PRM, parece que se teme que la oposición pudiera arrasar y lo que significaría un factor inquietante, para un PRM, cuya mayor aspiración es que para las presidenciales del 18 de mayo, el presidente-candidato gane en la primera vuelta electoral.

Nuestra apreciación es, que si para el lunes 12 de mayo, las cuotas de muertos de campaña aumentan significativamente, el nerviosismo cundirá entre todos los activistas políticos y lo que sería una muy mala señal, que hasta pudiera afectar el mismo proceso electoral.

Por esa preocupación, consideramos que la mayor cuota de búsqueda de preservación de la paz social descansa en todos los medios de comunicación y de información de masas y significativamente, en sus lupanares mediáticos en internet y si es que los dueños del poder del dinero y de los poderes fácticos y de todo el sector mediático, de a verdad quieran que las elecciones se desenvuelvan con la menor crispación.

Algo de inquietud sobre este particular, parece que también hay en ciertos círculos de poder, sobre todo, desde que ayer se conoció de la visita de la encargada de negocios estadounidense, al presidente de la Junta Central Electoral y la que ha despertado cientos de especulaciones.

No vamos a decir más y solo advertir, que ¡terminó la veda política! Primer muerto de la campaña y secuela de agresiones por doquier. Se entró a la parte final de la campaña electoral. Con Dios. (DAG) 01-02.2024