miércoles, junio 19, 2024
InicioDe aquí y de alláUna nación no se puede construir bajo un estado de desigualdad extremo...

Una nación no se puede construir bajo un estado de desigualdad extremo que el mismo partido en el poder incentiva en base a una orgía de privilegios indecentes solo para quienes se benefician o están en el poder

Es comprensible, que si una bandería política ganó el poder y en base a unas elecciones cuyos resultados hubiesen sido irrefutablemente limpios, que por lógica la mayoría de los ciudadanos deberían de ser los primeros en felicitarla, pero resulta, que las elecciones municipales de febrero 18 como las presidenciales y legislativas del 19 de este mes, ni remotamente pueden ser catalogadas de limpias y sí por lo contrario y de resultados tramposos y de fraudes electorales extremadamente significativos.

Entiéndase, que de cada 100 electores solo 70 no hayan votado y como resumen de los dos torneos electorales, es una respuesta criptica de una ciudadanía que todavía no sale de la sorpresa que semejante desenfreno y afectación de la libre escogencia le hubiese causado.

Cómo hay que suponer y por su cerrada como irracional actitud de no querer aceptar la bochornosa realidad que protagonizó, se hace evidente que en el gobierno la intolerancia cunde y de buenas a primeras, el régimen del PRM está golpeando a diestra y a la siniestra, al tiempo de esgrimir una posible reforma fiscal, que por experiencias pasadas y ya vividas, la ciudadanía entiende que será un duro golpe para la economía doméstica de cada familia y si se recuerda, que siempre las reformas fiscales en este país han sido para que la partidocracia pague favores electorales a los grupos económicos y financieros y sus representaciones mediáticas.

Más aun, pocos en este país desconocen, que el gobierno en funciones y en los últimos tres años, ha tenido una terrible desmesura en un gasto para cumplir compromisos clientelares, que para que los lectores tenga una idea,  el 80 por ciento va dirigido a favorecer empresas, suplidores del Estado, empleomanía pública del PRM, etc. y apenas menos de un 20 por ciento en ayudas sociales a menos de cuatro millones de personas de las que y de acuerdo a las estadísticas, son 2.1 millones las que viven muy por debajo de la línea de pobreza.

Tampoco se ignora, que más de la mitad de las familias de clase media pobre, no solo que no llegan a fin de mes, sino que simplemente el Gobierno no les da respuestas a la cobertura de sus necesidades, mientras que con mucha irritación, se observa  que las tantas familias que viven del presupuesto nacional, prácticamente y para hacerlo gráfico, nadan en la abundancia, en tanto muchas familias de clase media a alta tienen ingresos asegurados y gracias a sus “negocios” en las drogas ilícitas o como suplidores del Estado y contratistas de todo, más la prostitución y el turismo sexual o el tráfico de influencias, el lavado de activos y las practicas continuas de contrabando a gran escala.

Para las autoridades no razonar lo anterior, es visto, no con el natural desagrado si se quiere, sino como una muestra perversa de ataques infundados contra el Gobierno Nacional y ante lo cual, ya las represalias más diversas como continuas han empezado a formularse.

Lamentablemente el odio contra los demás y cuando se está en el poder, nunca ha sido buen consejero y como la mayoría de los capitostes del PRM y los popis del gobierno, asumen que a los enemigos hay que aplastarles y destruirles y para lo cual, cuentan con esos batallones de sicarios mediáticos en los lupanares de las redes sociales, quienes y como una legión de difamadores profesionales han salido raudos pretendiendo acabar con las reputaciones de sus críticos y sean estos mediáticos o políticos.

Con semejante actitud tan irreflexiva y en momentos que se observa, como si el presidente Luis Abinader, su continuidad en el poder le hubiese desarrollado un ego desmesurado, parecería que en el gobierno y en vez de frenarse y tratar de conciliar con sus críticos, está visto que se le hubiese aconsejado que se apertreche militar y policialmente y poco que mucho y con el pretexto de enfrentar “la delincuencia que no da tregua”, cada día se observa que el gobierno aprieta el cerco de la represión policiaca más empecinada y al mismo tiempo, empezando a aislarse  de la misma ciudadanía.

Frente a tal desenvolvimiento y sabiéndose que desde hace cinco meses y no obstante la oposición de los ciudadanos sensatos, el Poder Ejecutivo hizo que su servil Poder Legislativo le aprobara una ley de corte represivo policiaco absoluto, la 1-24, que por lo que parece y cual, si fuera su brazo punitivo más firme, ya gente del mismo entorno presidencial sugiere que la haga valer.

A contrario, nosotros creemos que en el gobierno deben sosegarse y admitir que efectivamente y para decirlo suavemente, se les fue la mano y de hecho, en base a presupuestos extraordinarios se alzaron con el santo y la limosna y por eso de sus sonados “triunfos” electorales tan cuestionados.

Tampoco es que no nos hayamos dado cuenta de que si la reelección ganó y el PRM se impuso y Abinader se dejó llevar, se debió y sin duda, a otro factor que en los litorales mediáticos de a favor o en contra, inexplicablemente nadie quiere mencionar y menos analizar: La oculta complicidad del liderato político opositor y en por lo menos dos de los partidos de la alianza RescateRD y que es la única razón de que el gobierno hubiese podido imponerse en base a su aplanadora de indecente procedimiento anti opinión libre.

Ahora, lo que procede, no es llorar y sí advertir, que si el gobierno no siente que se le critica y con fuerza, determinación y razonamiento lógico, se podría estar al paso de que el gobierno y así como su PRM, traten de imponer una nueva administración absolutamente totalitaria y que de darse y si Dios no ilumina a nuestro joven presidente a que no lo haga y que en cambio, busque consensos, pactos y socialice sus políticas, arrastrará a la República hacia una ominosa fractura del estado de derecho y comenzando por la pérdida de la gobernabilidad. Nadie quiere un enfrentamiento radical con el gobierno, pero tampoco se va a aceptar que el PRM corone su carrera loca de errores, queriendo imponer una nueva dictadura partidaria.

Al advertirlo y de buena fe, valga la aclaración, es que y respondiendo al mismo Abinader, le decimos:  Una nación no se puede construir bajo un estado de desigualdad extremo, que el mismo partido en el poder incentiva en base a una orgía de privilegios indecentes, solo para quienes se benefician o están en el poder. Con Dios. (DAG) 06.06.2024

 

 

 

RELATED ARTICLES
spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

LAS ÚLTIMAS NOTICIAS DE HOY

Conani rescata niño encadenado por padres en Puerto Plata

Conani rescata niño encadenado por padres en Puerto Plata

0
Miembros del Consejo Nacional para la Núñez (Conani), acompañadas de representantes del Ministerio Público y de la Policía Nacional, rescataron este viernes a un...

Mas Populares