Carlos Lamarche comparte su experiencia tras sufrir un derrame cerebral que le cambió la vida

0
899

Carlos Lamarche, un destacado periodista de moda en la República Dominicana y Estados Unidos, quien trabajó junto a grandes figuras como Mariela Encarnación en el programa "ShowBiz" de la cadena CNN, y de Hola Gente, junto a Tania Báez, además de ser escritor y comentarista de varios programas de moda, habló con este medio sobre una de las situaciones que más han marcado su vida, una enfermedad que le dio una segunda oportunidad para ver el mundo desde otra perspectiva.

Hace unos años, Lamarche se mudó a la ciudad de Nueva York en busca de sus sueños y de construir su futuro. Allí fundó la marca Salt y se convirtió en el segundo dominicano, después de Oscar de la Renta, en Bergdorf & Goodman, la tienda más exclusiva de toda la Gran Manzana.

Hoy, más allá del éxito que ha logrado a lo largo de su vida y carrera, Carlos ve la vida desde otra perspectiva, la misma que le hizo crear D´Voices, un evento de networking que conecta a la segunda y tercera generación de dominicanos residentes en Estados Unidos destacados en distintas áreas como el entretenimiento, los negocios, salud y demás, para compartir experiencias y conectar con otros criollos.

Destaca que ante esa sensación tomó un taxi y se dirigió hacia la emergencia de un hospital. Él tenía la corazonada de que algo no andaba bien en su cuerpo, debido a que años atrás, una amiga cercana a él tuvo un derrame cerebral.

"Aquí en New York City, al llegar a emergencias, no importa qué tan mal te sientas, si no entras y caes al piso en convulsiones, no te atienden, sin esperar tu turno. Había una joven, de hecho, dominicana, a la que le conté que estaba teniendo un evento en mi cerebro. Ella accedió a entrarme al scanner y me confirmó que estaba teniendo un derrame cerebral. El procedimiento de administrar una medicación, antes de seis horas, cuando el derrame empieza, prevé daños o coágulos", dijo Lamarche.

 

Al ser informado por los doctores de que estaba sufriendo un derrame cerebral, se desvaneció y se despertó horas más tarde en la unidad psiquiátrica del New York-Presbyterian / Weill Cornell Medical Center.

"Dure dos días admitido en esa unidad. Pues en el estado que entré, podía pasar cualquier cosa si no me monitoreaban. El estigma empezó a maquinar. Un derrame más, una crisis nerviosa, voy a quedar que no voy a servir para nada. Y el trabajo, van a creer que quedé 'dañado'. Hasta uno que dice tener la mente abierta, tiene que vivir estos momentos, para palpar que la salud mental es real", expresó Lamarche.

Afortunadamente, la única secuela que dejó este evento médico en él fue la dificultad para recuperar el equilibrio, además de que tuvo que realizar visitas frecuentes a la unidad de psiquiatría y psicología.

"He entendido lo que me pasó, que no hay nada mal con eso. Simplemente mi cuerpo, mi mente, el organismo, como mecanismo de defensa, se reseteó. Yo, que tengo 48 años, con una salud estable, con un estilo de vida saludable, mi ansiedad, mi excesivo trabajo y demás, pasaron una gran factura, un gran susto y casi tocó lo peor", destacó.

Carlos asegura que esta enfermedad le dio una segunda oportunidad para descubrir su misión en el mundo, dejar de lado la moda y ciertas superficialidades y arriesgarse a hacer cosas diferentes, entre ellas, la creación de D´Voices.

"Hoy día vivo mucho más consciente de esta segunda oportunidad. He hecho la promesa de cuidarme, al final, vienes solo y te vas solo. Tengo suerte de haber tenido acceso a los mejores doctores en la mejor ciudad en el mundo. La moda, y la narrativa que llevé por años, ha hecho tanto daño psicológico, yo he sido testigo, puso en la mente de millones no ser suficiente, porque ellos no llenaban el estereotipo. Como resultado, vivimos en una sociedad que se siente miserable, de cómo luce y de que no puede tener una cartera Prada", finalizó.

Carlos, asegura que las narrativas deben ser cambiadas, y ha asumido el compromiso de no ser partícipe de la moda y sus estereotipos, agradeciendo el hecho de estar sano y de que todo fue mejor de lo que pudo haber sido.

 

Sobre D´Voices

La idea sobre D´Voices creció en la mente de Carlos Lamarche meses antes de sufrir el derrame cerebral con la intención de aportar a la diáspora dominicana que reside en la ciudad de Nueva York y de la que él es parte, creando un espacio donde estos puedan conectar y compartir sus experiencias. La segunda edición de este evento se celebrará en octubre de este año.

"Viviendo en Nueva York, trabajando en los medios, las historias que siempre presentan son las mismas. Pero hay una segunda y tercera generación de dominicanos que son una voz pionera en USA, insertados en posiciones grandes", dijo.

"Egresados de las mejores universidades, les ha llegado la hora de ser reconocidos. DVoices tiene como misión contar estas historias de dominicanos 'atípicos'. Todos están orgullosos de su herencia dominicana, pero no son peloteros o músicos. Son escritores, están en TECH, política, en los negocios. La comunidad aquí no sabe de ellos. Necesitamos narrar otras historias, así cuando un niño/a dominicano/a quiere ser escritor, se va a ver representado por un dominicano/a exitoso al 100%", destacó. [OJO-SL-kv]