La enseñanza de la Independencia Nacional

0
329

El próximo lunes, 27 de febrero, celebramos la Independencia Nacional en todo el país, se reviven acontecimientos y procesos que marcaron el inicio de nuestra historia republicana.

En estudios realizados en distintas provincias y comunidades con jóvenes y adolescentes que cursan o han cursado el nivel medio, encontramos un abordaje de la Independencia Nacional sesgado con vacíos y omisiones significativas como son:

Desconocimiento de la participación de las mujeres en el proceso y luchas independentistas. El movimiento independentista contó con la participación de muchas mujeres que asumieron diferentes roles y sus niveles de riesgos. Algunas de estas mujeres participaron en la gesta militar, como Juana Saltitopa. Una mujer que se vestía “de hombre” para poder integrarse a las filas del ejército independentista y fue nombrada “la coronela”. Otras mujeres participaron en la organización, convocatoria y logística de los procesos que se desarrollaron previo y durante la independencia.

Entre estas mujeres se destacan: María Trinidad Sánchez, Concepción Bona, Baltasara de los Reyes, Josefa Brea, Manuela Díez, Rosa Duarte, Filomena Gómez de Cova, entre otras… Todas ellas rompieron con las barreras de exclusión de la mujer en el ámbito de lo público y se lanzaron a desarrollar actividades arriesgando con ello su vida.

No se muestra la relación entre los trinitarios y los forjadores del movimiento independentista con los grupos haitianos que querían derrocar a Boyer

Reducción de la independencia a hechos y no como proceso. La independencia se presenta como un hecho dejándose de lado todo el proceso del movimiento independentista como tal.

Omisión de la Restauración como la verdadera independencia y sus protagonistas. La Restauración no cuenta con un abordaje significativo que se corresponda con su peso histórico.

Reducción de la “ocupación extranjera” en nuestra historia a la haitiana, dejando de lado las distintas ocupaciones e invasiones como: la española en épocas anteriores y posteriores a la independencia, francesa, norteamericana (dos invasiones-siglo XX). Jóvenes y adolescentes señalan que el único país que nos ha invadido es Haití.

Se hace necesario que en nuestro país se generen procesos educativos de mayor profundidad y criticidad con relación a nuestra historia y los distintos hechos que suceden en ella como es el caso de nuestra Independencia.

La historia dominicana se enseña en forma sesgada dejando de lado la participación de las mujeres, la visión de proceso, y la reducción de la independencia y el nacionalismo a un sentimiento anti haitiano. No se tienen miradas amplias hacia la participación popular, así como tampoco a hechos tan importantes como la Restauración y las luchas contra las invasiones estadounidenses. Por: Tahira Vargas García [hoy]