Servicios de salud para la población, precarios en La Altagracia por falta de equipos y obras que se tardan en terminar por improvisación de las autoridades

0
211

El ruido de las máquinas y los hierros se escuchan desde antes de entrar al Hospital Materno Infantil Nuestra Señora La Altagracia, en Higüey, provincia La Altagracia. El hospital viejo, como también es conocido, está en reconstrucción desde hace un año y nada parece indicar que la obra vaya a concluir pronto.

Una vez pasas la verja perimetral, se pueden observar a mujeres embarazadas o con niños esperar por algún servicio. La mayoría de estas mujeres son de nacionalidad haitiana y se les escucha hablar en creole, en la mayoría de los casos.

En ese lugar están siendo intervenidas las áreas de emergencias, quirófanos y se está construyendo un espacio para cuidados intensivos.

Este centro de salud, según narra la presidenta provincial del Colegio Médico Dominicano, Rocío Vargas, está sumergido en la remodelación de una emergencia sin criterios y sin realizar levantamientos reales.

"Un grupo de pediatras hemos entrado al área de la emergencia que se está construyendo y nos hemos dado cuenta de que dicho espacio está unificado, lo que significa que va a ver una sola emergencia tanto para niños, como para las embarazadas", cita.

Critica esta situación, porque afirma se tendrá que atender a una mujer dando a luz junto a las situaciones que puedan presentar los menores, lo que puede alterar las condiciones del infante.

Entiende que más que remodelación, dicho centro de salud debe ser demolido, porque, independientemente de los espacios que se están construyendo y remodelando, las salas de partos y las habitaciones no está adecuadas para atender un segmento tan sensible, como son las mujeres embarazadas y los niños. "Lo que se está haciendo es un poner un parche en una herida, cuando el problema es más profundo".

Falta de equipos

La falta de equipos es uno de los grandes males de ese centro, pues, el mismo no cuenta con rayos X, tomógrafos ni camas y en muchas ocasiones no se pueden realizar pruebas de laboratorios porque no se tienen los insumos.

"Cuando un niño llega con una crisis de neumonía o broncoespasmos no se le pude hacer el estudio, hay que estabilizarlo, mejorarle sus niveles y ver, si en el hospital del lado, nos hacen el favor de hacerle el estudio y sino, los familiares deben buscar los recursos para hacerle el proceso fuera", sostuvo Vargas.

La también pediatra aclara que son muchos los referimientos que tienen que hacer a otros centros de salud, porque lo que necesita el paciente ese centro no se lo puede suplir.

Dicho centro de salud no cuenta con una unidad de cuidados intensivos pediátrico ni materna, por tanto, deben ser referidos. "Cuando un caso es muy crítico, que no hay opciones y hay que salvarle la vida a la paciente adulta, lo reciben en el Hospital General y de Especialidades Nuestra Señora de la Altagracia, por un favor que uno pida; pero niños jamás lo reciben", exterioriza.

Con frecuencia, dice, se ven en la necesidad de acostar a más de una paciente en una cama, pero, lo que nunca dejan de hacer es brindar el servicio, es decir, jamás se dejar de atender un paciente, independientemente de las necesidades que se tenga, pues, la prioridad es la vida del paciente.

Poco personal

La falta de personal médico, tanto generales, como especialistas y de enfermeras, es otra realidad que tiene dicho centro de salud.

Tras esta situación, se contactó a la directora del hospital, pero esta dijo que cualquier información debe ser canalizada a través del departamento de Comunicación y Relaciones Públicas de la entidad.

Director provincial de Salud Pública

Sobre el particular, el director provincial de Salud Pública, Víctor Rodríguez, aclaró que ese hospital actualmente se encuentra en remodelación y que dicha situación trae consigo varias dificultades.

Recalcó que dentro de poco tiempo habrá una gran mejoría en los servicios y las condiciones, para que las personas puedan estar más confortables. También espera que lo antes posible puedan finalizar con las reparaciones, pues, tienen un gran interés en que la población reciba un servicio de calidad.

Otro hospital en Higüey

Además del hospital materno infantil, el municipio cuenta con el Hospital General y de Especialidades Nuestra Señora de la Altagracia (Hgensa), cuyas operaciones se encuentran estables, porque es un centro relativamente nuevo y además es de autogestión, dice la presidenta provincial del Colegio Médico Dominicano, Rocío Vargas.

Se intentó obtener la realidad de este centro, pero no fue posible contactar a su director de forma presencial ni vía telefónica.

La situación por la que atraviesa el hospital es culpa del sistema, dijo la doctora Rocío Vargas, mientras enfatizó que las autoridades y personal del centro de salud son héroes, porque están dando la cara por un sistema que no le está respondiendo.

Valoración de los pacientes

A pesar de las precariedades, los pacientes valoran como positivas las atenciones que reciben de los médicos y enfermeras en los hospitales de Higüey.

Adelina Mejía, quien se está tratando su segundo embarazo en el hospital materno infantil, dice no tener quejas del personal del centro de salud. Tanto los médicos como las enfermeras, a su parecer, brindan buenas atenciones y servicios.

Se quejó de la cantidad de tiempo que tiene que esperar debido a las tantas de personas que asisten a dicho centro de salud, pues, para ir ahí hay que tener mucha paciencia y llegar temprano para obtener un turno.

Marli Peña, quien se encontraba en dicho hospital con su pequeña por una inflamación de la garganta, aseguró que siempre que visita el hospital recibe buen servicio y que, en muchos casos, le dan los medicamentos que necesita y le realizan los análisis y estudios que le mandan los médicos. Ambas pacientes, esperan que concluyan pronto la construcción por lo molesta que resulta esa situación.

Por su lado, Andrés Martínez, es epiléptico, dice visitar el Hgensa con mucha frecuencia, pues, cuando no toma el medicamento hace crisis. Cataloga el servicio de muy buena calidad.

Asegura que los médicos y las enfermeras siempre buscan la manera de resolverle al paciente y que el director de dicho centro vive pendiente de todas las situaciones del centro de salud.

Ana González, en ese tenor, manifestó que el Hgensa siempre esta higiénico y que el servicio es bueno, pero su único reclamo es que le ponen algunas citas lejos para ver los médicos que necesita. Esta no especificó las situaciones de salud que presenta.

Hospital de Yuma

Sobre el hospital de San Rafael del Yuma, el director de Salud Pública, Víctor Rodríguez, dijo que se ha mejorado muchísimo la calidad y los servicios, pues, antes, la mayoría de los pacientes venían a los centros de salud de Higüey para recibir asistencia.

"Allá se están haciendo cirugías con mucha frecuencia, eso se ha ido mejorando también la situación de salud de esa comunidad", argumenta.

Centros de salud en construcción

Para junio el hospital de Verón estará finalizando su construcción, aseguró Rodríguez, pues, este se encuentra en un 95 %.

"Es un hospital nuevo, con todas las condiciones, que no solamente va a manejar medicina general y especialidades, también va a tener maternidad, es decir, que cuenta con diferentes áreas, como vacunación, laboratorios, rayos x, sonografía y también intensivo", sostuvo.

Aseguró que, con la puesta en funcionamiento de ese hospital se va a descongestionar "muchísimo" el hospital materno infantil, porque hay una gran población de la zona de Verón Punta Cana que busca asistencia en Higüey.

Mientras que, en Nisibón también se está construyendo otro centro de salud. Asegura que será un centro de tercer nivel y va a contar con todas las especialidades y también con intensivos.

Dificultades en sistema de salud

Entre las dificultades que tiene el sistema de salud de la provincia, Rodríguez citó la cantidad de personas que reciben de otras localidades y de pacientes extranjeros que los visitan. [OJO-Diario Libre-ph]