Temor por el brote de uno de los virus más mortales del mundo: al menos nueve fallecidos y 16 casos sospechosos

0
155

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha convocado una reunión de urgencia de sus expertos para analizar el actual brote de virus de Marburgo en Guinea Ecuatorial, con al menos nueve fallecidos y 16 casos sospechosos. El Gobierno de Guinea Ecuatorial ha declarado la alerta sanitaria tras confirmar este lunes su primer brote de la enfermedad del virus en la provincia de Kié-Ntem, del oeste de la parte continental del país africano y fronteriza con Camerún y Gabón.

Hasta el momento, se han confirmado nueve fallecidos, 16 casos sospechosos -catorce asintomáticos y dos con síntomas leves-, 21 personas aisladas y vigiladas en sus viviendas por haber sido contacto de segundo orden de los fallecidos y 4.325 personas en cuarentena en sus viviendas. La alerta contempla una restricción de los movimientos desde/hacia la zona afectada durante 45 días y el cierre del paso fronterizo con Camerún.

"Se mantiene la restricción de movimiento aplicado sobre el distrito de Kié Ntem, según las medidas de vigilancia y control establecidas por el Gobierno", apunta el Ministerio de Sanidad ecuatoguineano, antes de añadir que considera "ampliar" estas limitaciones de movimiento y "poner en marcha el plan de contingencia para hacer frente a la pandemia".

La OMS ha confirmado que las autoridades ecuatoguineanas enviaron muestras al laboratorio de referencia del Instituto Pasteur de Senegal, apoyado por el organismo, una de las cuales dio positivo. "Hay investigaciones en marcha", ha señalado en un comunicado. "Se han desplegado equipos avanzados en los distritos afectados para trazar contactos, aislar y dar atención médica a las personas que muestran síntomas de la enfermedad", ha señalado, al tiempo que ha reseñado que ha desplegado "expertos en epidemiología, gestión de casos, prevención de infecciones, laboratorio y comunicación de riesgo".

El virus de Marbugo causa una fiebre hemorrágica viral altamente infecciosa de la misma familia que la conocida enfermedad del virus del ébola, que mata al 90 por cien de las personas que infecta. La enfermedad, para la que no hay vacuna ni tratamiento específico, fue detectada en 1967 en la ciudad alemana de Marburgo -origen de su nombre- por técnicos de laboratorio que resultaron infectados cuando investigaban a monos traídos de Uganda .En el pasado se han detectado brotes y casos esporádicos de esta enfermedad en otros países de África como Ghana, Guinea, Angola, la República Democrática del Congo, Kenia, Sudáfrica y Uganda. Se estima que en África ha causado la muerte de más de 3.500 personas.

El encuentro de la OMS también analizará este martes la situación actual de la investigación de vacunas contra el virus. Aunque hay una treintena de candidatas, todas están en periodo de tests clínicos y ninguna ha sido todavía aprobada.

Por su parte, el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación ha actualizado sus recomendaciones de viaje para Guinea Ecuatorial para alertar a los españoles que piensen desplazarse a este país de la aparición del brote. Tras advertir de que este virus, "tiene una elevada tasa de letalidad", Exteriores ha recomendado a los españoles que "permanezcan atentos y sigan las comunicaciones que en materia sanitaria y de movimientos realicen las autoridades ecuatoguineanas".

¿Qué es el virus de Marbug? Síntomas y tratamiento

El virus de Marbug se transmite a las personas a través de los murciélagos de la fruta y se propaga entre los humanos a través del contacto directo con los fluidos corporales de personas, superficies y materiales infectados.

Se llama así porque fue aislado por primera vez en 1967 en un laboratorio de la ciudad alemana de Marbug, cuando 31 personas enfermaron en Alemania y Yugoslavia en un brote que se remonta a monos de laboratorio importados de Uganda.

La enfermedad comienza abruptamente, con fiebre alta, dolor de cabeza intenso, diarrea, dolor de estómago y vómitos. En esta etapa se ha descrito que los pacientes presentan “aspecto de fantasma” debido al hundimiento de los ojos, la inexpresividad facial y el letargo extremo.

Después de cinco días, muchos pacientes suelen presentar un sangrado intenso por múltiples orificios, como la nariz, los oídos, las encías, los ojos y la vagina.

Durante la fase grave de la enfermedad, los pacientes presentan persistentemente fiebre elevada. La afectación del sistema nervioso central puede producir confusión, irritabilidad y agresividad.

En los casos mortales, el óbito suele producirse a los 8 o 9 días del inicio de los síntomas. Las tasas de letalidad han variado del 24 por ciento al 88 por ciento en brotes anteriores, según la cepa del virus y el manejo del caso.

Actualmente no existen vacunas ni tratamientos antivirales aprobados para tratar el virus. Algunos estudios están probando tratamientos con anticuerpos y antivirales, pero estos solo pueden administrarse como parte de los ensayos, explica la OMS.

No obstante, los cuidados de apoyo (rehidratación con líquidos orales o intravenosos) y el tratamiento de síntomas específicos puede mejorar la supervivencia de los pacientes. [H.De Miguel-La Razón]