Lo que debes saber sobre el nuevo podcast de J.K. Rowling y su historial de comentarios contra las personas transexuales

0
126
Lo que debes saber sobre el nuevo podcast de J.K. Rowling y su historial de comentarios contra las personas transexuales

(CNN) — Durante años, J.K. Rowling —una de las autoras más vendidas de todos los tiempos— ha hecho comentarios incendiarios sobre las personas transgénero, en especial las mujeres trans, utilizando un lenguaje deshumanizado y acusándolas sin fundamento de perjudicar a las mujeres cisgénero. Sus palabras han decepcionado a legiones de seguidores de «Harry Potter» e incluso a las estrellas que dieron vida a los libros de Rowling.

Ahora, un podcast llamado «The Witch Trials of J.K. Rowling» indica que hablará de la reacción a esos comentarios antitrans y de su trayectoria como autora con la presentadora Megan Phelps-Roper, exmiembro de alto nivel de la Iglesia Bautista de Westboro, contraria a la comunidad LGBTQ. Incluso antes de su publicación, el podcast fue criticado por los defensores de la comunidad LGBTQ por ponerse aparentemente del lado de Rowling basándose únicamente en el título.

El quidditch cambia de nombre a quadball para cortar lazos con J.K. Rowling

Esto es lo que hay que saber sobre el nuevo podcast, cuyos dos primeros episodios se publicaron este martes, así como sobre el historial de comentarios dañinos de Rowling.

En la mayoría de los primeros episodios no se mencionan los comentarios de Rowling contra los transexuales.

Rowling anunció su participación en el podcast el Día de San Valentín, el mismo día en que se publicó un tráiler de audio con la autora diciendo que había sido «malinterpretada». Antes del lanzamiento del podcast, la presentadora Phelps-Roper declaró a The Times of London que la serie no pretendía «reivindicar» a Rowling.

Durante la mayor parte de los dos primeros episodios del podcast, Phelps-Roper y Rowling no abordaron directamente los comentarios antitrans de la autora. El comentario de Rowling sobre ser «incomprendida» apareció en su totalidad. Sin embargo, fue más en el contexto de su legado y lo que sus críticos han dicho sobre cómo podría haberse mantenido en buena estima si no hubiera hecho ciertos comentarios en las redes sociales.

«No me podrían haber malinterpretado más profundamente», dijo Rowling en el primer episodio del podcast. «No me paseo por mi casa pensando en mi legado».

«Qué manera más pomposa de vivir tu vida, andar por ahí pensando ‘¿cuál será mi legado? Da igual, estaré muerta. Me importa el ahora».

En el transcurso del episodio, Rowling contó a Phelps-Roper que había sufrido un aborto poco antes de casarse con su primer marido. También dijo que su primer marido abusó de ella y se presentó en una casa donde vivían ella y su hija después de que ella lo dejó.

El segundo episodio relató cómo muchos grupos, en particular los formados por cristianos conservadores, acusaron a la serie «Harry Potter» de promover la brujería y lucharon por prohibirla. Phelps-Roper mencionó que actualmente, muchos de los libros prohibidos con más frecuencia son historias LGBTQ. El episodio termina con comentarios de los críticos de Rowling que condenaron sus comentarios antitrans, que ni Rowling ni Phelps-Roper mencionaron directamente.

Un representante de Rowling dijo a CNN que la autora no haría más comentarios sobre su participación en el podcast. CNN también contactó con Phelps-Roper y con The Free Press, la empresa que publica el podcast, para obtener comentarios.

Las opiniones de Rowling sobre las personas transgénero salieron a la luz por primera vez en 2018

En marzo de 2018, a Rowling le dio “me gusta” a un tuit en el que calificaba erróneamente a las mujeres trans, llamándolas «hombres vestidos», un portavoz de la autora dijo que fue un «momento de mediana edad» y un accidente.

Después de que el «me gusta» de Rowling saliera a la luz, la periodista Katelyn Burns esbozó otros momentos que parecían indicar que Rowling apoyaba las opiniones antitrans. En un artículo para Them, Burns escribió que a Rowling le había gustado anteriormente un tuit de un ensayo antitrans en Medium. También dijo que en el libro «The Silkworm», escrito bajo el seudónimo de Robert Galbraith, Rowling utilizó un «tropo insultante» para describir a un personaje que era una mujer trans, representándola como agresiva y enfatizando su anatomía.

En diciembre de 2019, Rowling apoyó públicamente a Maya Forstater, una exempleada de un grupo de expertos del Reino Unido que perdió su trabajo después de criticar los planes del gobierno del Reino Unido para permitir a los residentes autoseleccionar su género en los documentos de identificación. Forstater dijo que cree que las mujeres transgénero que se han sometido a cirugía de reasignación de género son hombres, independientemente de sus documentos de identificación. Forstater presentó una demanda contra su empresa, acusándola de discriminación. Perdió en un primer juicio laboral. (Otro tribunal falló a su favor en 2022).

J.K. Rowling explica lo que piensa sobre la identidad de género tras las críticas

Poco después de conocerse los detalles del primer juicio, Rowling tuiteó: «Vístete como quieras. Llámate como quieras. Acuéstate con cualquier adulto que esté dispuesto. Vive tu mejor vida en paz y seguridad. ¿Pero obligar a las mujeres a dejar su trabajo por afirmar que el sexo es real? #IStandWithMaya #ThisIsNotADrill».

El apoyo de Rowling a una mujer que hizo comentarios antitrans decepcionó a los fans. Crédito: Jeff Spicer/Getty Images para Warner Bros

Muchos de los seguidores de Rowling pensaron que los comentarios menospreciaban la personalidad de las personas trans. Los libros de «Harry Potter» son algunas de las novelas más queridas de la literatura infantil y uno de los libros más populares de la historia. Muchos lectores LGBTQ encontraron consuelo en los temas de la serie sobre la familia que se elige.

«Como homosexual que encontró seguridad en Hogwarts durante toda mi infancia, saber que los transexuales no podrán tener esa seguridad (debido a los tuits de Rowling) me rompe el corazón», tuiteó el activista Shahmir Sanni.

Este incidente fue uno de los primeros que le valió a Rowling la etiqueta «Terf», o feminista radical transexcluyente. El término se utiliza para describir a las feministas declaradas que intentan vigilar los límites de la feminidad excluyendo a las mujeres trans de la categoría.

7 libros para aprender más sobre feminismo Junio de 2020 marcó un punto de inflexión

Rowling tuiteó que la «realidad vivida por las mujeres de todo el mundo se borra» si el sexo «no es real», una simplificación de la idea compartida por muchos defensores del colectivo LGBTQ de que el sexo de una persona no siempre dicta su género. También se burló de un artículo de opinión que utilizaba la expresión «personas que menstrúan», un término que incluye a las personas trans que tienen el período, pero pueden no ser mujeres.

Tampoco es un argumento habitual entre los defensores de la igualdad trans que el sexo no sea «real», como afirmó Rowling –el sexo y el género son distintos y fluidos, y ninguno tiene criterios claros– y no se puede negar el impacto que ambos tienen en la vida de las personas cisgénero y transgénero.

Ese mismo mes, Rowling publicó en su sitio web un extenso ensayo en el que defendía sus opiniones. En él, Rowling explicaba por qué había estado «preocupada por el nuevo activismo trans». Citaba la afirmación, a menudo mencionada pero poco investigada, de que muchas personas que solicitan atención sanitaria para confirmar su género acaban arrepintiéndose de su decisión y quieren revertirla, lo que se conoce como «detransición». Es raro que una persona trans revierta el proceso, y hay pocos datos que respalden las afirmaciones de Rowling. Cuando se produce, suele entenderse que es producto de la transfobia y la discriminación en sus vidas.

También escribió que no quería que las mujeres o niñas cisgénero estuvieran «menos seguras», refiriéndose a la creencia infundada y perjudicial de que permitir a las personas trans utilizar los baños que coinciden con su identidad de género podría comprometer la seguridad de los demás. En realidad, restringir el acceso a los baños puede perjudicar a las personas trans: los adolescentes trans a los que no se les permite usar baños que coincidan con su género tienen un mayor riesgo de agresión sexual, según el Estudio sobre adolescentes LGBTQ, 2019.

Las estrellas de «Harry Potter» Daniel Radcliffe, Emma Watson y Rupert Grint emitieron declaraciones en apoyo de las personas trans después de la serie de comentarios antitrans de Rowling en junio de 2020, aunque solo Radcliffe se refirió directamente a Rowling en sus comentarios.

Las personas trans se enfrentan a una realidad peligrosa y difícil

Las opiniones de Rowling no reflejan la realidad a la que se enfrentan las personas trans: tienen más de cuatro veces más probabilidades que las personas cisgénero de ser víctimas de delitos violentos, según Williams Institute, el grupo de expertos en política LGBTQ de UCLA Law. El año 2021 se convirtió en el más mortífero registrado para las personas trans y no binarias, según la organización Human Rights Campaign, con al menos 45 personas asesinadas. Las mujeres trans de color, especialmente las negras, sufren de forma desproporcionada la violencia contra ellas.

Cuando Rowling comparó la atención médica de afirmación de género con «un nuevo tipo de terapia de conversión» en julio de 2020, el autor de «Boy Erased» y profesor asistente de Kennesaw State, Garrard Conley, discutió sus propias experiencias con la terapia de conversión gay y cómo la atención médica de afirmación de género puede salvar vidas.

«Las investigaciones muestran que las personas trans, especialmente las expuestas a este tipo de pensamiento a una edad temprana, también son más propensas a intentar suicidarse», escribió para CNN Opinion. Conley citó datos de Trevor Project según los cuales los jóvenes trans y no binarios tienen alrededor del doble de probabilidades de considerar seriamente el suicidio y experimentar síntomas de depresión en comparación con los jóvenes LGBTQ cisgénero, que ya tienen un riesgo elevado de ideación suicida.

«Puesto que Rowling está tan preocupada por proteger a los jóvenes trans de daños irreparables, ya debería conocer este riesgo», escribió.

2021: el «año más mortífero registrado» para personas transgénero y no binarias Las opiniones de Rowling siguen causando daño

Rowling ha seguido haciendo comentarios antitransgénero y promoviendo historias en su cuenta de Twitter que desacreditan la defensa de la inclusión trans. Algunas de sus novelas también han sido denunciadas por perpetuar estereotipos negativos. «Troubled Blood», escrita bajo el seudónimo de Galbraith, fue criticada por el retrato ofensivo de un personaje que se presenta como de otro género para llevar a cabo asesinatos.

«Como organización benéfica para niños, somos testigos del dolor real que sienten los jóvenes que una vez vieron la ficción de la Sra. Rowling como un lugar de consuelo, amistad y escape», dijo un portavoz de Mermaids, una organización sin fines de lucro del Reino Unido que apoya a los jóvenes trans y sus familias, en una declaración a CNN en ese momento.

El libro de 2022 de Rowling «The Ink Black Heart» incluía una trama que parecía reflejar su propia vida, en la que un creativo era criticado por hacer comentarios transfóbicos y otras declaraciones ofensivas. Ese mismo año, no apareció en el especial de HBO Max por el 20 aniversario de las películas de «Harry Potter», en el que aparecía gran parte del reparto y el equipo principal; dijo que había decidido no formar parte de él.

También afirmó haber recibido amenazas de muerte por sus comentarios contra las personas transgénero.

Algunos seguidores de Harry Potter se han distanciado de Rowling. El año pasado, las principales ligas de Quidditch dijeron que cambiarían el nombre del deporte, inspirado en el que se juega en los libros, por el de «quadball», atribuyéndolo en parte a la continua retórica antitrans de Rowling.

Los jugadores no se decidían a jugar a «Hogwarts Legacy» por los comentarios de Rowling contra las personas transgénero. Crédito: WB Games

Algunos jugadores debatieron si debían o no jugar al recientemente lanzado «Hogwarts Legacy», un videojuego masivo basado en el Mundo Mágico de Rowling, y algunos optaron finalmente por no comprarlo. (En particular, el juego parece incluir el primer personaje trans de la serie, aunque este detalle no se ha confirmado explícitamente). El juego ha batido récords de preventa a pesar de la polémica suscitada por algunas de las declaraciones de Rowling. (CNN y la empresa matriz de HBO Max, Warner Bros. Discovery, que está detrás de la franquicia cinematográfica de «Harry Potter» y es propietaria de «Hogwarts Legacy», dijeron que Rowling no está implicada en el juego).

La franquicia de «Harry Potter» lanza un personaje trans en el videojuego «Hogwarts Legacy»

El segundo episodio de «The Witch Trials of J.K. Rowling» simplemente termina con las voces de sus críticos censurando sus comentarios antitrans. Parece que la respuesta de Rowling a los mismos no llegará al menos hasta el estreno del siguiente episodio, el próximo martes.

Fuente: CNN