domingo, octubre 24, 2021
InicioDeportesOneil Cruz impresiona en su debut

Oneil Cruz impresiona en su debut

PITTSBURGH – La primera vez que Ke’Bryan Hayes vio a Oneil Cruz golpear pelotas de béisbol en persona, Cruz era un prospecto de 19 años en Pirate City en Bradenton, Florida.

Una y otra vez, el alto y desgarbado campo corto enviaba pelotas al centro franco bateando contra la máquina de bolas curvas. 

«Va a ser muy divertido de ver», dijo Hayes. 

Cruz, ahora de 22 años, hizo su debut en las Grandes Ligas el sábado en una victoria por 8-6 sobre los Rojos en el PNC Park, y les dio a los fanáticos de los Piratas una razón para estar emocionados por su futuro con un debut récord. 

El primer hit de la MLB para el campo corto de 6 pies y 7 pulgadas, el campo corto más alto en iniciar un juego en la historia de las LN/LA, inició un rally de seis carreras en la quinta entrada, cuando disparó un sencillo al jardín derecho para empujar a Ben Gamel. 

En el triple de Wilmer Difo en el siguiente turno al bate, Cruz fue calibrado a una velocidad de carrera de 30.4 pies/ segundo corriendo desde la primera base hasta el plato de home, un toque por encima del umbral élite de los 30 pies por segundo – y casi atrapó a Jacob «El Guepardo» Stallings, un apodo ganado en broma por su lento correr. 

«De hecho, le dije a Tarrik (Brock, el entrenador de primera base) cada vez que estaba en la primera base y Stallings en la segunda, que Stallings debería mantener la cabeza en alto para que [Cruz] no le fuera a pasar corriendo», dijo el manager Derek Shelton. «Sé que es El Guepardo, pero no sé qué se nos ocurrirá con la forma en que Oneil fue de primera al plato». 

El primer hit fue emocionante, pero el segundo fue para virar cabezas. 

Cruz disparó una línea al jardín derecho en la séptima entrada que Statcast registró a 118.2 mph desde el bate. Esa es la pelota más golpeada por un Pirata en la era Statcast (desde 2015), incluso 2 mph más que el récord anterior, y Cruz se convirtió en el octavo jugador en golpear una pelota a 118 mph o más en las Grandes Ligas esta temporada. 

Shelton sabía que Cruz se había fumado uno, pero no se dio cuenta de lo incendiado que estaba hasta que el asistente del entrenador de bateo Christian Marrero se acercó para decirle lo que decían los datos. 

«No sabía que era la pelota más golpeada [por un Pirata]», dijo Shelton, «pero sé que este chico tiene talento. Golpea la pelota con fuerza. Lo vimos pegarle fuerte a la pelota en las Ligas Menores”. 

«Simplemente le tiró el bate y le pegó tan fuerte», dijo Bryan Reynolds, quien estuvo a un jonrón del ciclo en su noche de cuatro hits. «Eso es inaudito». 

¿Cómo describen sus compañeros de equipo, tanto aquí como en Doble-A y Triple-A, la combinación de potencia, velocidad, brazo y estatura de Cruz? 

«Siempre hago esta broma cuando alguien dice, ‘Oh, es una locura (cómo) Cruz está haciendo esto’», dijo el prospecto número 18 de los Piratas, Cal Mitchell. “Yo digo, ‘Bueno, eso es lo que pasa cuando Kevin Durant nació en República Dominicana y decidió ser jugador de béisbol’”. 

«Es mi jugador favorito», dijo el prospecto número 27 Canaan Smith-Njigba. «Va a ganar mucho dinero en este juego». 

«Es un unicornio», dijo Hayes. 

Cruz tiene el béisbol escrito por todas partes. Nació de Rafael Cruz, un jugador de ligas menores que nunca alcanzó su sueño de jugar en las Grandes Ligas. Su padre lo nombró en honor al gran Paul O’Neill de los Yankees, y esperaba que algún día su hijo llegara a las Grandes Ligas. 

Cuando le dijo a su papá el viernes por la noche que lo iban a llamar, el viejo Cruz se quedó sin habla. Bueno, no exactamente: estaba gritando y celebrando toda la llamada. 

Es por eso que tengo muchas ganas de volver a la habitación esta noche”, dijo Cruz a través del intérprete Mike González, “y finalmente darle una llamada telefónica para poder escucharlo y ver qué mensaje tiene para mí, especialmente sabiendo que este también fue un gran sueño para él». 

El talento está claro. Las herramientas son abundantes. Pero lo que hizo que esta convocatoria fuera aún más dulce para Cruz fue el hecho de que la decisión no fue sobre sus cinco jonrones en seis juegos en Triple-A la semana pasada. No se trataba de su velocidad de salida o de su velocidad de carrera. 

Cruz fue convocado porque los Piratas lo vieron crecer y madurar durante la temporada. Le plantearon desafíos para que él los afrontara y los marcó uno por uno. 

Ahora, Cruz se dirigirá a los entrenamientos de primavera en 2022 con la oportunidad de entrar en la lista de Grandes Ligas en un orden rápido. Pero después de lo del sábado, ya se ha convertido en un jugador de Grandes Ligas y también siente el papel. 

“Todo lo que ha sido parte de este viaje, lo miro hacia atrás y lo miro hoy, y realmente creo que pertenezco aquí”, dijo Cruz. 

Fuente: El Caribe

RELATED ARTICLES
- Publicidad -
Por el Ojo de la Cerradura

Mas Populares

Recent Comments