viernes, septiembre 24, 2021
InicioDe aquí y de alláPrimer año. Reafirmación de las libertades, conciencia de la nacionalidad y con...

Primer año. Reafirmación de las libertades, conciencia de la nacionalidad y con un gobierno que en su primer año busca su identidad

A diferencia de determinados sectores políticos dentro de la llamada “sociedad civil” y otros de banderías políticas específicas, no somos de los que creen y con todo y la arbitraria, injusta y abusiva represión económica-publicitaria en nuestra contra, que al pasar revista al accionar del gobierno plutocrático que preside el presidente Luis Abinader, se pudiera decir que el nuevo régimen fuera un caos absoluto o que todavía no da pies con bolas para salir a camino.

Es, al contrario, el nuevo régimen socialdemócrata y desde su primera semana de inaugurado, dejó bien claro cuál era el camino por emprender y por expresiones del mismo presidente, fue evidente que un nuevo tipo de generación política joven tomaba el control de la vida nacional y marcando vigorosas distancias con los regímenes anteriores del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) de los presidentes Leonel Fernández Reyna y Danilo Medina Sánchez.

Otros entendieron, que los nuevos derroteros, que ciertamente todavía tienen el sesgo de un trazado de independencia de criterio lo suficientemente diferentes y como para que se les considere y como ahora se nota, con camino propio y políticas un tanto diferentes, aunque todavía con remantes de corrupción congénita y que, por lo visto, a los partidarios del gobierno como de su Partido Revolucionario Moderno (PRM) todavía le tomará tiempo sacudirse y erradicarlos.

Sin embargo y contra todos los prejuicios y el paso dado por el gobernante, en materia de aplicación de la libertad e independencia casi real para la lucha contra la corrupción, si bien parecería que es toda contra el PLD, tampoco se pudiera decir que no tiene su propio camino y diferente, si comparamos  con anteriores responsables de la Procuraduría General de la República, quienes siempre habían sabido inclinarse al momento que el Poder Ejecutivo de aquellas administraciones tenía que indicar determinadas políticas y derroteros.

La diferencia grande sobre este particular se tiene, en cuanto a que el presidente Abinader y desde el primer día y sin ir en contra de la Carta Magna, quiso dar sentida demostración de no quedar ni entrampado ni supeditado a lo que anteriormente era política por seguir, de inmiscuirse en el día a día de la justicia represiva que le corresponde al Poder Ejecutivo.

Lamentablemente, el interés presidencial tan entendible, parecería que se encuentra afectado de cierta funcionalidad creíble por parte del accionar de la cabeza de la  PGR, así como de los dos subprocuradores a cargo de perseguir la corrupción y quienes evidenciando cierto tipo de comportamiento vengativo de resentidos y una de super egos francamente detestables, parecería que si no se moderan, en algún momento Abinader deberá darle un cambio de procedimientos, más cónsono con el interés presidencial, de la aplicación de un accionar investigativo del ministerio público central lo suficientemente creíble y para que las fuerzas vivas de la República, estimen y la población en sentido general, que en ese nicho de aplicación de la ley, la justicia es para todos y no para un grupito, sea este víctima de inocultable represión política-judicial y de persecución abusiva y extrema de la parte femenina de ese ministerio público hacia los ciudadanos masculinos y al momento que sus parejas o cónyuges y por las razones que fueren, les denuncian y las fiscales antimasculinas aprovechan para maltratarles y negarles sus derechos y lo que muchos entendemos, que tal accionar represivo no se compadece con un gobierno democrático dentro del esquema de un verdadero estado de derecho.

Al mismo tiempo, se hace evidente, aunque y esto hay que reconocerlo, Abinader da los pasos para que esos procedimientos arbitrarios y criminales se corrijan dentro de ese accionar policial de delincuentes que todo el mundo critica y rechaza, que el factor policía, es el mayor punto débil de su administración, así como también la fuerte situación de corrupción inducida y abusiva en áreas del estamento militar y lo que a ojos de todos los ciudadanos, ha quedado evidenciado con el escandaloso caso de corrupción militar, Coral y el que de golpe, ha llevado a un sorpresivo descrédito a todo el aparato militar y colocando en tela de juicio a los miembros del alto mando castrense.

Si nuestros lectores toman en cuenta y solo el desenvolvimiento de esos dos factores de poder institucional, así con las evidentes presiones sumamente deleznables de grupos económicos y financieros, el otro factor de poder fáctico y, que llevaron al presidente a decir públicamente que no cedería a tales presiones, entendemos que esos son los tres factores que conforman el Talón de Aquiles del actual régimen constitucional y simplemente, por el poder de fuego de los dos primeros y de socavamiento institucional del tercero y que les acompaña, al tiempo de que hay que hacer notar, que si llegara un momento la situación pudiera reflejar que esos tres factores estén llevando a la población a que los ciudadanos se sientan sin respuestas, acosados y apenas subsistiendo, tampoco podría dudarse y lo que hasta ahora creemos improbable, de algún tipo de insatisfacción popular mancomunada, que por la desesperación que se creara, los ciudadanos se tiraran a las calles y sin importarles que Dios reparta suertes.

Dejando a un lado esas tres excepciones de alta perdida de la gobernabilidad posible y sí teniendo bien en cuenta que el gran poder de persuasión y credibilidad moral del presidente Abinader, hasta ahora es el gran factor que equilibra todas las pasiones y por más desbocadas que pudieran ser, que digamos y razonablemente, que no creemos que en el horizonte del gobierno y de la República, pudieran presentarse negros nubarrones que afectaran la institucionalidad.

Así las cosas y con este primer año tan revelador y de los cuatro de su gobierno hasta la misma fecha en el 2024, que no abriguemos duda alguna sobre la funcionalidad y sentido pragmático del régimen y por una sola razón, si algo ha aprendido el novato presidente y novato por ser su primera vez, es que ha sabido imponérsele a todos los factores  de poder e incluidos los fácticos y aun cuando en cierta manera, no creemos que todavía se haya dado cuenta, sobre el manejo tortuoso y manipulador de los grupos económicos y financieros, con sus hachas y lanzas dentro de los medios de la prensa mercancía que les pertenecen, pero los que hasta ahora le hacen creer que son sus amigos y colaboradores.

En tanto hasta ahora, descubrimos lo sutil de la política de palo y zanahoria para esa prensa mercancía y que ha sido manejada con discreción y efectiva funcionalidad desde la dirección de prensa palaciega, al tiempo que desconcierta la actitud nada política, de no busca de apoyos o solidaridad con los medios digitales independientes a todos los grupos económicos y financieros tan imprescindible como contrapeso si la prensa mercancía se le rebelara y lo que entendemos, que en algún momento deberá cambiar.

Definitivamente, concluimos diciendo, que primero felicitamos al presidente y a todos los miembros de su gobierno como a los de su partido, por el primer año positivo que cumplen y en el que vemos, una reafirmación de las libertades, conciencia de la nacionalidad y con un gobierno que en su primer año busca su identidad. (DAG)

RELATED ARTICLES
- Publicidad -
Por el Ojo de la Cerradura

Mas Populares

Recent Comments